23-El pasado

«Cada escena estaba llena de…… Yo fui tan afortunado de haberte conocido……».


—Esa…… canción tuya, ¿para quién la cantaste? —preguntó de repente Chen Yekai.

Yu Hao: —……

Yu Hao permaneció en silencio y no respondió. Trajo a Chen Yekai a su edificio de dormitorios y subió las escaleras. Chen Yekai sonrió mientras decía—: ¿Quién es el amigo?

—El general —respondió Yu Hao.

—¿Quién…… es el general? —preguntó Chen Yekai.

—Alguien en mi corazón. —Yu Hao sonrió—: No eres tú, Chen Laoshi. Pero…… puedes tratarlo como una canción que canté para ti ba, canté la canción para todos mis amigos.

Cantó esa canción para Zhou Sheng, Fu Liqun, Chen Yekai, Huang Ting, e incluso ese periodista que no había conocido antes cuyo nombre ni siquiera conocía. La cantó para todos los que alguna vez le habían ayudado…… pero el único bajo la luz del sol,todavía era el general.

El cuerpo de Chen Yekai se hizo más pesado. Yu Hao no podía molestarse en pensar más. Lo tomó del brazo y lo ayudó a subir las escaleras. Revisó en los bolsillos del pantalón de Chen Yekai —no había llave dentro. Chen Yekai estaba apoyado contra la puerta en un hombro. Yu Hao recordó que esta puerta tenía una cerradura de huellas dactilares, así que sacó la mano de Chen Yekai para presionarla. La puerta se abrió. 

Hacía calor en la casa de Chen Yekai. Yu Hao lo colocó en el sofá. Chen Yekai se acostó de lado y murmuró para sí mismo—: ¡Te escucho, te escucho…! 

Yu Hao dijo—: Bebe un poco de agua ba. Luego se dio la vuelta y caminó hacia la cocina para conseguir un poco de agua, mientras Chen Yekai continuaba acostado en el sofá mientras jadeaba para respirar.

Encendió el purificador de agua. Por alguna razón, a partir del momento en que conoció al general, los recuerdos del pasado de Yu Hao fueron gradualmente cada vez más lúcidos. Los recuerdos previamente olvidados —como los oscuros negativos que se empapaban en la solución utilizada para desarrollar películas fotográficas— se enfocaron lentamente mientras flotaban hasta la superficie del agua.

El día que Chen Yekai llegó a la Ciudad Ying fue exactamente cuando ese incidente había ocurrido. Pero no se conocían antes de eso. ¿Puede alguien soñar con una persona que nunca ha conocido? 

Si asumimos que puede, entonces bajo la premisa de que el general tiene la capacidad de entrar en el paisaje de ensueño de cualquier persona sin haberlos conocido, debería ser capaz de ir y venir libremente en estos sueños. Entonces, por qué le dijo a Shi Ni: «¿Tú eres la que me convocó aquí?».

Si asumimos que no puede, entonces tanto él como Shi Ni deberían haber conocido al general antes, y ambos deben haber esperado a alguien que pudiera salvarlos. El general habría usado entonces esta impresión en sus mentes para ocupar un lugar para sí mismo en sus sueños. 

Chen Yekai ha visto a Shi Ni antes. Si era el general, ¿por qué se convertiría en Sun Wukong en el paisaje onírico de Shi Ni? Además, antes de que ocurriera ese incidente, nunca había visto a Chen Yekai antes y nunca supo de su existencia. Así que no podría ser Chen Yekai, ¡¿podría ser Zhou Sheng?! Cuando pensó en esto, el corazón de Yu Hao de repente comenzó a latir salvajemente.

La audiencia es mañana, así que verá a Shi Ni entonces. Primero tiene que confirmar una cosa con Shi Ni. Sólo necesita un poco de tiempo con Shi Ni para que ella pueda responder a esa pregunta. 

En la sala de estar, Chen Yekai vomitó.

Yu Hao rápidamente tomó una taza y se acercó. Chen Yekai había vomitado por todo el piso. Yu Hao lo apoyó y lo ayudó a beber el agua, asegurándose de que no se ahogara. Chen Yekai suspiró, y Yu Hao se dio cuenta de que había rastros de lágrimas en su rostro. ¡Él realmente había llorado! 

—¿Laoshi? —Yu Hao se sintió instantáneamente perdido. La embriaguez de Chen Yekai ya había ido mucho más allá de su capacidad para manejarla. Chen Yekai se acostó y comenzó a tararear suavemente, ¡y la canción que tarareó fue en realidad la que Yu Hao cantó esta noche! Yu Hao se sentía tan avergonzado; ¡¿por qué tuvo que elegir el tipo de canción que sólo a las adolescentes les gustaría?!

«Parece que eres la felicidad a la que más quería aferrarme, parece que en realidad, tan cerca del amor. Esa persona que luchó contra el mundo por mí……». 

«Cada escena estaba llena de…… Yo fui tan afortunado de haberte conocido……».

Curiosamente, Yu Hao no pudo evitar sonreír y cantar junto a Chen Yekai. Observó a Chen Yekai por un tiempo, antes de determinar que estaba borracho y no necesitaba que le lavaran el estómago. Luego fue al baño a buscar algunos suministros de limpieza para arreglar el desorden.

Yo debería tomar una foto….. Yu Hao se rió para sí mismo mientras limpiaba el suelo. Chen Yekai, que era tan perfecto e impecable como una superestrella, también podría tener momentos tan miserables.

—¿Tú aún quieres vomitar? —le preguntó Yu Hao a Chen Yekai—: Te prepararé una cubeta.

—Voy a colgar tu ropa de nuevo. 

Mientras hablaba, se lavó las manos y colocó la ropa que Chen Yekai le había prestado en el armario. Después de colgar la camisa blanca, pensó en la azul marino, así que abrió la otra puerta del armario. De repente vio una foto de la camisa azul marino —que Chen Yekai había metido casualmente dentro de su armario la última vez— y cayó al suelo. 

Yu Hao se inclinó para recoger la foto. Él sólo le echo un vistazo antes de que se girara rápidamente, sus ojos dirigidos hacia la sala de estar.

En ese momento, había descubierto inadvertidamente cierta verdad, y ahora comprendía un poco por qué Chen Yekai reaccionó de la manera en que lo hizo. 

El Chen Yekai en la foto parecía aún más joven que él ahora; parecía que fue tomada hace unos cinco o seis años. Él llevaba esa camisa azul marino mientras sostenía la mano de otro chico, sus dedos entrelazados. El chico tenía rasgos muy atractivos y delicados y era chino. Los dos estaban frente a una cascada y sus sonrisas parecían tan brillantes y despreocupadas en ese momento.

El chico llevaba lo que Chen Yekai había guardado a un lado de este armario — ¡la camisa blanca que Yu Hao usó hoy! Además, la apariencia de ese chico puede parecer muy diferente a la de Yu Hao, pero se veía un poco melancólica — al igual que la forma en que Yu Hao se ve así mismo en un espejo. Cuando sonreía, todavía parecía un poco triste. 

Yu Hao incluso podía reconocer la cascada en su fondo — provenía de la película «Happy Together» que había visto varias veces, el lugar que Liang Chaowei y Zhang Guorong nunca lograron visitar ni una sola vez en su vida…… 

«Las Cataratas del Iguazú».

Una mezcla de sentimientos se agitaron en el corazón de Yu Hao. ¿Era el ex novio de Chen Yekai? ¿Es gay? ¿Han roto? Yu Hao ya no se atrevió a tocarlo. Rápidamente colocó la foto de nuevo en la camisa azul marino, e hizo todo lo posible para fingir que no había pasado nada. Se sentía extremadamente culpable, como si realmente hubiera defraudado a Chen Yekai.

—Yo no lo hice a propósito. —Yu Hao dijo—: Chen Laoshi, lo siento, realmente no lo hice a propósito. 

Todavía no era consciente de las implicaciones sensibles que había tocado inadvertidamente, y sólo actuaba como un niño que se preocupaba por lo que había hecho mal. Cerró decididamente el armario, y después de alguna consideración, decidió que tal vez el mejor curso de acción era ocultar este secreto en su corazón para siempre, y nunca dejar que Chen Yekai lo supiera.

Así que tuvo que quitarse la camisa de nuevo, doblarla, volver a ponerla en su bolsa de plástico y colocarla en un lado del sofá. 

Chen Yekai estaba acostado en el sofá. Yu Hao volteó a Chen Yekai de lado, para que su vómito no obstruyera sus vías respiratorias y lo hiciera asfixiarse. —Laoshi, yo volveré primero. 

Chen Yekai se liberó de la mano de Yu Hao ya que no quería acostarse de su lado, sino más bien de espaldas. 

Yu Hao encontró una manta y lo cubrió con ella. Las cejas de Chen Yekai se surcaron ligeramente.

Yu Hao trató de hacer que se girara de lado varias veces, sin embargo Chen Yekai se mantuvo necio. Yu Hao reflexionó por un momento y terminó sentado en otro sofá en el que sólo podía caber una persona. Se quitó la ropa, se cubrió con ella y decidió que necesitaba cuidar de él por lo menos esta noche, en caso de que algo sucediera.

Realmente tenía demasiados pensamientos, y todos ellos eran extremadamente complicados y desordenados, cansándolo. Para Yu Hao, tal vez la revelación más impactante hoy fue que después de ver la foto, Chen Yekai parecía un gong.

¿Había sufrido también por amor? Yu Hao pensó en las dos camisas que estaban colgadas juntas, y la trama de otra película surgió en su mente: 

«Brokeback Mountain» de Ang Lee.

¿Por qué no lo pensé cuando tomé prestada la camisa? Yu Hao realmente quería darse una buena bofetada. Apagó las luces y cerró con cansancio los ojos en la oscuridad. En este momento, no se sentía muy emocionado o curioso, sólo pensó que esta noche, cuando Chen Yekai se emborrachó, él había cargado imprudentemente en su corazón.

Sabía que Chen Yekai debía haber pasado por un período muy triste en su vida, pero no se atrevió a decirle nada. Sólo podía cerrar la puerta de su corazón, con cuidado, y aprovechar su ignorancia para alejarse lentamente, de modo que todo permaneciera tranquilo y en paz. No sería tan presuntuoso como para molestar al dueño de ese espacio de nuevo.

Lo siento, lo siento, lo siento…… Yu Hao se dijo a sí mismo innumerables veces, yo realmente no lo hice a propósito…… en la oscuridad, la voz del general sonó en su mente por alguna razón: «Buenas noches». 

Luego se durmió.

Cuando abrió los ojos de nuevo, la luz del sol entraba por las ventanas francesas. Yu Hao se había acurrucado en un sofá durante toda la noche, así que sintió que su cuerpo se estaba desmoronando. Encontró una manta cubriéndolo, y la manta olía a sol. La bolsa de ropa también había sido quitada. El sonido del agua corriente se podía oír desde el baño, donde Chen Yekai estaba tomando un baño. 

Yu Hao bostezo, luego se levantó y llamó. Chen Yekai respondió desde el baño.

—He preparado un cepillo de dientes y toallas en el lavabo para ti, son todos nuevos. —Chen Yekai dijo—: Tienes que ir a la corte hoy, ¿verdad? 

Yu Hao de repente recordó que había arreglado reunirse con Zhou Sheng hoy antes de dirigirse a la corte. Se lavó los dientes y se lavó la cara. Poco después, el sonido del agua corriente se detuvo. Chen Yekai salió con una bata de baño, luego se secó el cabello detrás de Yu Hao. Él preguntó—: ¿Necesitas que te acompañe? 

Yu Hao rápidamente agitó la mano para hacer un movimiento de que no era necesario. 

Chen Yekai dijo—: ¿Te irás después de tomarte un baño? Voy a encontrar una nueva ropa interior para ti.

Yu Hao agitó la mano de nuevo. Chen Yekai dijo—: Entonces lávate el cabello ba.

El cabello de Yu Hao estaba muy desordenado, así que estaba bien. Chen Yekai se secó el pelo. Yu Hao oyó el sonido de una olla arrocera procedente de la cocina — Chen Yekai estaba cocinando el desayuno.

Este tipo de vida le parecía un poco inimaginable a Yu Hao. ¿Quizás, esta era la forma de vida que anhelaba? Cuando permitió que el agua caliente corriera a través de sus orejas y cabello, recordó al chico que tenía una ligera característica melancólica en la foto. ¿Han roto? Deberían haber roto, pero Chen Yekai era una buena persona, así que ¿por qué se separarían? 

Yu Hao se secó el cabello. Chen Yekai ya se había cambiado a un pijama de cuadros. Dos tazones calientes de arroz blanco fueron colocados en la mesa, así como un tazón de sopa de raíz de loto y un poco de col encurtida.

—¿Has pasado por los detalles del juicio? —preguntó Chen Yekai. 

Yu Hao recogió un par de palillos—: No podemos confabular con el testigo de antemano. Huang Ting dijo que debería responder lo que me pidan durante la sesión de la corte. 

Chen Yekai asintió, y luego dijo de nuevo—: Esta sopa de raíz de loto fue cocinada por una tía anoche. Arreglatelas con ella ba, y se consciente del tiempo. 

Yu Hao miró su reloj, todavía tenía mucho tiempo. Se sentía un poco ansioso. Miró a Chen Yekai, pero Chen Yekai comenzó a reírse.

—¿Qué pasa?

—La comida que cocinaste es deliciosa. 

—¡Acabo de cocinar una olla de arroz blanco! —Chen Yekai sonrió—: Mi ex siempre se quejó de que mi cocina no sabía bien, y dijo que no parecía en absoluto como un estudiante chino que estaba estudiando en el extranjero. 

Cuando Yu Hao oyó la palabra ‘ex’, confirmó sus especulaciones, pero no se atrevió a hacer preguntas. Sólo sonrió a Chen Yekai y bebió su café, lo que le hizo sentir mucho más enérgico. La tía vino a limpiar y dijo—: ¿Tu estudiante? 

En, un hermano menor —respondió Chen Yekai casualmente, y luego le dijo a Yu Hao—: Voy a llamar un taxi para ti. Pídele a Zhou Sheng que baje y espere. 

Yu Hao quería decir “no hay necesidad”, pero sabía que Chen Yekai quería agradecerle por cuidar de él anoche, por lo que asintió con la cabeza y aceptó su buena voluntad. Cuando llegó a las puertas de la Universidad, Zhou Sheng lo estaba esperando.

Zhou Sheng—: ¿No estuviste en tu dormitorio tan temprano en la mañana?

Yu Hao no quería decirle a Zhou Sheng que había pasado la noche en la residencia de Chen Yekai, así que asintió con la cabeza.

—¿Te lavaste el cabello? —continuó Zhou Sheng. 

Yu Hao pensó: ¿por qué me estás observando tan cuidadosamente hoy?

Zhou Sheng—: ¿Cambiaste tu shampoo? 

Yu Hao —:……

Llegó el taxi. Yu Hao estudió a Zhou Sheng con una mirada dudosa. Zhou Sheng parecía perplejo cuando le preguntó—: ¿Ya hiciste mi brazalete para mí?

—¿Cómo se puede hacer tan rápido? —Yu Hao respondió.

Zhou Sheng dijo—: ¿Por qué estás actuando un poco extraño hoy? 

Desde la noche anterior, Yu Hao había estado preocupado por cuestiones relacionadas con el general, pero su tren de pensamiento había sido descarrilado por el secreto de Chen Yekai. Ahora que vio a Zhou Sheng, no pudo evitar pensarlo de nuevo. Aparte de Shi Ni, también quería interrogar a Zhou Sheng, pero ahora no parecía ser el momento adecuado para ello.

Anterior | Índice | Siguiente

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s