25-Conjetura

«Volumen Ⅱ | Chichén Itza».

❝Después de que me vaya a casa para las vacaciones, puedes usar cualquiera de mis ropas❞.

«¿Habrá alguna vez alguien que después de innumerables amaneceres aún pueda estar delante de mí y encontrarme una vez más…?».

«Desafortunadamente, los sueños son sólo sueños, y sólo pueden permanecer como sueños. Cuando salga el sol, tendremos que decir adiós».

«A partir de hoy, vive una buena vida. Gradualmente llegarás a olvidarme».


Un rayo brilló a través de la conciencia de Yu Hao. Pero inesperadamente, no se sorprendió en lo más mínimo, como si esta respuesta hubiera estado esperando durante mucho tiempo a que se sacara a la luz.

¿‘Él’ es Zhou Sheng? Yu Hao consideró las implicaciones de esto. No se atrevió a creerlo, pero tenía que hacerlo, porque era la explicación más razonable. Cuando Shi Ni le dijo la verdad, Yu Hao inconscientemente se dio la vuelta y quiso sacar la verdad de Zhou Sheng. Pero cuando vio a Zhou Sheng bañado en el resplandor de la puesta de sol, Yu Hao cambió de opinión de nuevo.

Hay demasiados pensamientos confusos en mi cabeza, necesito resolver esto por mí mismo primero.

El que apareció en nuestros sueños es Zhou Sheng, ¿entonces Zhou Sheng sabe que tiene esta habilidad? ¿Es alguien que tiene superpoderes? Yu Hao pensó que todo esto parecía absurdo, y una teoría llevó a otra que luego dio lugar a millones de otras teorías. Al final, Yu Hao incluso comenzó a dudar si el mundo en el que vivía era real.

—¿Qué te pasa? —Zhou Sheng le lanzó una mirada sospechosa a Yu Hao.

—Nada. —Yu Hao examinó a Zhou Sheng con una extraña expresión en su rostro, y decidió suprimir temporalmente todos estos pensamientos emergentes.

En el último día antes de las vacaciones de invierno, la ciudad Ying se introdujo en la estación más fría del año. Yu Hao se reunió con el compañero de cuarto de Zhou Sheng, y fueron juntos para solicitar un traslado de dormitorios. En su camino hacia allí, inesperadamente descubrió que ahora era famoso. Todos los que lo vieron tenían la misma expresión en sus rostros: «¡Oh, eres tú!»

La solicitud fue aprobada muy fácilmente. Yu Hao contó 800 yuanes y se lo pasó al estudiante de deportes llamado Zhuang Weiming, e incluso le compró dos paquetes de cigarrillos. A partir del próximo semestre, Yu Hao tendría que pedir 1.600 para sus gastos de dormitorio por semestre.

Su préstamo estudiantil también había sido aprobado, y recibiría 6.000 al año. Aunque todavía no era suficiente para sus tasas de matrícula de 8.500, todavía aligeró considerablemente la carga sobre Yu Hao. Con esto, junto con los salarios que ganó por trabajar incesantemente, tendría alrededor de 7.000 yuanes. Después de las vacaciones de invierno, podría pagar sus tasas de matrícula en su totalidad durante el primer año.

—Iba a solicitar una beca para ti. —Chen Yekai dijo—: Pero no obtuviste un 85 para tus matemáticas superiores, así que eso me detuvo. Continúa trabajando duro el próximo semestre ba. Zhou Sheng lo hizo bastante bien, en realidad consiguió un 90. Mira, si estudias en serio, podrías obtener buenos resultados ma.

Yu Hao ya estaba muy satisfecho, ¿por qué seguiría esperando una beca? Pero en el momento en que la mirada de felicidad apareció en su rostro, fue regañado por Chen Yekai. Chen Yekai le ordenó pasar algún tiempo repasando durante las vacaciones, y que repasará su progreso cuando estuviera libre.

Laoshi, ¿no te irás a casa para el festival de primavera? —preguntó Yu hao mientras trataba de sondearlo.

—Voy a volver por tres días. —Chen Yekai dijo—: No holgazanees, vuelve ba.

Yu Hao comenzó a mudarse de su dormitorio. Originalmente, se sentía muy resistente a la idea de mover sus pocas pertenencias restantes alrededor  — en el momento en que su ropa, almohada, manta, artículos de papelería anticuados y zapatos gastados fueran vistos, parecería como si estuviera exhibiendo su pobreza para que todo el mundo la viera.

Pero Zhou Sheng había preparado dos bolsas de polipropileno[1] antes de tiempo, y ni siquiera miró a su alrededor mucho antes de meter todas las pertenencias de Yu Hao en las bolsas. Zhou Sheng llevaba uno sobre su espalda y sostuvo la otra en su mano. Yu Hao sólo podía seguirlo con las manos vacías mientras pasaban por el atrio de los edificios de dormitorios y trasladaban las bolsas a su dormitorio de cuatro habitaciones. Había muchos estudiantes alrededor, llevando sus maletas a casa. Muchos se fijaron en ellos e incluso tomaron la iniciativa de saludar a Yu Hao.

—¿Por qué sonríes como un tonto? —Zhou Sheng estudió a Yu Hao.

Yu Hao inmediatamente usó su expresión habitual en su rostro y respondió—: No lo estoy.

Realmente esperaba mudarse al dormitorio de Zhou Sheng. Después de que las bolsas de polipropileno fueron arrastradas dentro, miró alrededor del dormitorio y dijo—: ¡Bien! ¡Déjame esto a mí!

El equipaje de Zhou Sheng estaba medio empacado. Se inclinó hacia adelante y se sentó en una cama—: Después de que me vaya a casa para las vacaciones, puedes usar cualquiera de mis ropas. Llámame si surge algo.

—No pasará nada —dijo Yu Hao.

—¿Te llevó a comprar algo de ropa en unos días? —preguntó Zhou Sheng.

Yu Hao dijo—: ¡Yo puedo manejar mi propia vida!

Yu Hao estaba muy satisfecho con su nuevo dormitorio. Era mucho más espacioso, por lo que no necesitaba apretarse en un espacio estrecho. Había camas en la parte superior y escritorios de estudio en la parte inferior, y el dormitorio estaba lleno de un fuerte aroma masculino similar al olor de Zhou Sheng. Yu Hao arregló su propia cama primero antes de limpiar el suelo y limpiar las ventanas. Zhou Sheng no se movió, y sólo se acostó en su cama y tomó una siesta por la tarde mientras escuchaba música con los auriculares puestos, como si fuera un hecho para Yu Hao trabajar así.

Zhou Sheng se levantó por la tarde y se dio cuenta de que el dormitorio era diferente. No sólo el área común, la mesa de Zhou Sheng y el área debajo de su mesa estaban ordenadas cuidadosamente, sino que incluso la ropa que estaba esparcida desordenadamente en los armarios había sido doblada.

—Vamos a jugar basquetbol —dijo Zhou Sheng. 

—No voy a ir. —Yu Hao respondió—: Necesito terminar de tejer esto hoy. 

Yu Hao expulsó a Zhou Sheng. Durante estos días, todo lo que podía pensar era en el General, por lo que antes de que incluso se diera cuenta, había terminado de tejer más de la mitad del brazalete.

En primer lugar, ¿existe realmente el general? Cuando Yu Hao estaba tejiendo el brazalete, pensó que sus deducciones sólo podían avanzar bajo la premisa de que la serie de paisajes oníricos que había experimentado eran reales.

Desde un punto de vista lógico, si sólo Yu Hao hubiera soñado con el general, entonces  probablemente era sólo un producto de sus sueños. Pero la impresión de Shi Ni de él es una fuerte evidencia en apoyo de la hipótesis de Yu Hao. Dado que sus experiencias parecían coincidir, entonces el sueño no sería sólo una ilusión o un producto de su imaginación.

La siguiente pregunta era: si la verdadera identidad del general era Zhou Sheng. ¿Sabe Zhou Sheng que puede aparecer en los paisajes oníricos de otras personas? ¿Lo hizo consciente o subconscientemente? ¿Se olvidaría de todo cuando despierte?

Por como la forma de mono del general había dicho las palabras ‘tú eres quien me convocó’ a Shi Ni, Yu Hao podría estar seguro de que Zhou Sheng debe ser consciente de ello, y él debe estar haciendo todo deliberadamente. Cuando golpeó a Shi Liang en la sala de conferencias ese día, definitivamente no fue un acto impetuoso que había cometido por impulso…… ¡Zhou Sheng lo hizo porque quería dejar una profunda impresión en Shi Ni!

El ingenio de esta sugerencia psicológica radica en esto: Zhou Sheng había golpeado al padre que Shi Ni creía que era alguien que no podía ser desafiado sin importar lo que pasara, así que en el fondo del corazón de Shi Ni, el héroe ‘Sun Wukong’ que esperaba que se presentara para salvarla se había superpuesto con la imagen de Zhou Sheng.

Siguiente pregunta: ¿Zhou Sheng posee un superpoder que le permite entrar en los sueños de otras personas? ¡Eso obviamente va en contra de la doctrina del materialismo! La visión del mundo de Yu Hao estaba a punto de colapsar de solo pensarlo. Si el general no fuera alguien del mundo real, entonces todo podría explicarse como una especie de fenómeno extraño, e incluso podría estar vinculado a extraterrestres u ondas de radio, como en algunas novelas de «Las diez mejores maravillas del mundo».

Pero ahora que este fenómeno había ocurrido realmente, hizo que Yu Hao sintiera una fuerte sensación de disociación de la realidad. Y sólo había una persona que tenía las respuestas a todas sus preguntas.

¿Pero me responderá en serio? Incluso si planteara sus preguntas, Yu Hao no sería capaz de juzgar si Zhou Sheng le diría la verdad. Lo que era aún más extraño era que incluso el propio Yu Hao sentía que todo esto parecía demasiado descabellado, y en este momento……

Fu Liqun abrió la puerta y entró. Pronunció un ‘wah’ con sorpresa cuando vio a Yu Hao.

—¿Estás saliendo con alguien? —Fu Liqun dijo, desconcertado—: ¿A qué chica se lo estás dando?

Yu Hao—: Es para Zhou Sheng.

Fu Liqun—: ……

Yu Hao—: ……

Fu Liqun—: No es que quiera decir esto…… pero realmente pareces una pequeña esposa.

—¡Cállate! —gritó Yu Hao con enojo.

Fu Liqun y Zhou Sheng viven en las ciudades vecinas, una estaba hacia el este, mientras que la otra hacia el oeste. Compraron el billete para el tren de las 11 de esta noche. Se irían hoy, pero ambos temían que Yu Hao se sintiera solo porque se quedaba solo en el dormitorio. Fu Liqun incluso llamó a su ex-novia, que vivía en esta ciudad, y le pidió que viniera a buscar a Yu Hao cada vez que tuviera tiempo durante el año nuevo.

Esto hizo que Yu Hao se sintiera muy avergonzado, así que a toda prisa dijo que no había necesidad de eso.

—No es que quiera decir esto, pero has estado muy raro recientemente. —Fu Liqun observó a Yu Hao y le preguntó—: Si te preocupa algo, no te contengas y habla de ello ba.

—¿Ah? —Yu Hao había estado un poco distraído últimamente, ya que su mente estaba llena de las palabras de Shi Ni. Rápidamente dijo—: No estoy preocupado, sólo estoy pensando en otra cosa.

Fu Liqun se acercó a una silla. Se paró en el respaldo de la silla frente a Yu Hao y se sentó a verlo tejer el brazalete de Zhou Sheng.

—Eres bastante bueno tejiendo. —Fu Liqun dijo—: ¿En qué estás pensando? ¿Si tú tienes tiempo tejerías uno para mí?

Yu Hao respondió—: Claro, solo espera a que termine con éste y termine de pensar en el pasado.

—¿El pasado? —Fu Liqun vio a Yu Hao tejer el brazalete cuando él preguntó.

—Cuando estaba en las montañas traseras ese día…… —Yu Hao lo pensó por un tiempo. Esta pregunta siempre había permanecido en la parte profunda de su mente durante mucho tiempo, —¿Te dijo Zhou Sheng?

Fu Liqun dijo—: ¿Por qué siempre estás pensando en eso?

Yu Hao reflexionó un poco. Hizo un gesto a Fu Liqun para que extendiera la mano. El ancho de su muñeca era casi igual a la de Zhou Sheng, por lo que Fu Liqun levantó la mano para intentar usar el brazalete.

—¿Lo hizo? —preguntó suavemente Yu Hao levantando una ceja.

—Sí. —Fu Liqun tampoco trató de ocultarlo, —Dijo que te vio comprando carbón y queroseno fuera de la universidad, y que habías traído un encendedor a pesar de que no fumabas. Pensó que era un poco extraño, así que me pidió que fuera a buscarte.

El corazón de Yu Hao comenzó a golpear violentamente cuando preguntó—: Entonces, ¿adónde fue?

—Fue a buscarte a ti también. —Fu Liqun dijo—: Nos separamos para encontrarte. Zhou Sheng estaba a cargo de buscar en el área detrás del campo. Te encontré primero, luego lo llamé a él. Yu Hao, no sigas pensando más en eso.

En. —Yu Hao dijo—: Lo sé. Luego…… ¿sólo vino después de que lo llamarás?

—Lo olvidé. —Fu Liqun dijo—: Pero fue a la enfermería de la universidad él solo de todos modos, ¿no? ¿Qué pasa con eso?

Yu Hao negó con la cabeza.

Fu Liqun sonrió, luego se levantó y salió un rato. Cuando regresó, vio que Zhou Sheng acababa de bañarse y llevaba una pantuflas mientras se sentaba con el tobillo en la rodilla. Tenía la mano izquierda estirada mientras Yu Hao ataba un brazalete de cuerda roja en su muñeca, —el ancho era justo—, y se colgaba a través de una rueda dorada en forma de esfera, por lo que parecía un reloj.

Fu Liqun—: ……

—¿Qué estás mirando? —dijo Zhou Sheng.

Yu Hao—: ¡Fu Liqun, hay demasiado drama en tu corazón! ¡Puedo oírlo todo!

Fu Liqun rápidamente agitó la mano. Después de que los tres cenaron, Yu Hao pensó en el cuarto compañero de cuarto a quien nunca había conocido antes. Zhou Sheng dijo indiferentemente—: Clase deportiva 3, ha suspendido demasiadas asignaturas, así que está siendo persuadido para que renuncie. Se está preparando para ir al extranjero ahora, así que no necesitas preocuparte por él.

—Yu Hao, ¿estás preocupado por algo? —Fu Liqun observó a Yu Hao con una mirada dudosa. Yu Hao parecía que estaba preocupado por algo en estos días, en un momento estaría de buen humor, pero en el siguiente parecería como si estuviera profundamente pensativo.

—No lo estoy. —lo negó Yu Hao. Los despidió a los dos desde la parada de autobús esa noche. Zhou Sheng le silbó y le hizo un gesto de ‘teléfono’, lo que significa que deben mantenerse en contacto en todo momento. Luego se fueron.

Yu Hao volvió al dormitorio solo. Se sentía tan ligero como una golondrina y rodó sobre su cama. Cuando se acostó en su nueva cama, su corazón se sentía conflictivo, pero también se sentía bastante relajado. Dió un golpecito en su teléfono y se desplazó a través del espacio QQ de sus amigos.

—General…… —Yu Hao murmuró—: ¿Realmente quieres que te encuentre?

Se desplazó un par de veces antes de ver de repente a Chen Yekai invitándolo a «King of glory», por lo que entró en el juego. Se sorprendió al ver a Zhou Sheng y Fu Liqun dentro también, ya estaban en el tren.

Yu Hao, ven aquí.】dijo Zhou Sheng en el momento en que vio a Yu Hao.

Yu Hao eligió a Zhuang Zhou[2]. Estaba desconcertado, ¿por qué había dos bandos? El estaba de un lado con Chen Yekai, mientras que del otro lado tenían a Huang Ting, Zhou Sheng y Fu Liqun.

Corta las estupideces, vamos a empezar.】
Yu Hao:¿Qué está pasando……?】¡Él ni siquiera había terminado de escribir cuando comenzó el juego!
¡Yu Hao! ¡Estás acabado! 】Zhou Sheng le envió un mensaje de voz enojado, pero Chen Yekai dijo:【Sólo tienes que borrar mis efectos de estatus, no tengas miedo de él.】 

La batalla fue extremadamente caótica. Mientras Chen Yekai mataba a los otros tres, estaba siendo perseguido por Zhou Sheng. Cada vez que Chen Yekai moría, Yu Hao se escondía rápidamente entre los arbustos. Zhou Sheng aún seleccionó a Sun Wukong como de costumbre. Vio a Zhou Sheng caminar en busca de gente, pero no se atrevió a montar un ataque furtivo contra él. Cuando Chen Yekai vino, los dos se encerraron en una pelea en medio del camino y Chen Yekai fue asesinado de nuevo.

Yu Hao acababa de salir a apoyar a Chen Yekai cuando Sun Wukong circuló a su alrededor dos veces, pero no lo tocó. Tan pronto como Yu Hao corrió, Sun Wukong comenzó a perseguirlo y Chen Yekai dijo a toda prisa:【Entretenlo, derribaré la pagoda.

Sun Wukong persiguió a Zhuang Zhou hasta un rincón, y luego los dos dejaron de moverse. Cuando Huang Ting vio a su aliado y a su enemigo unidos durante medio día sin separarse, perdió los estribos,【 ¡¿Están saliendo o qué?! ¡Mátalo!

Yu Hao estaba a punto de preguntarle algo a Zhou Sheng cuando Zhou Sheng de repente se desconectó, y la pagoda de su oponente explotó. Él ganó.

Zhou Sheng le envió un mensaje en QQ:【Kaikai quería que fuera un 1vs3 justo ahora.

Yu Hao estaba a punto de explicar cuando Zhou Sheng envió otro mensaje:【Sé honesto, ¿pasaste la noche en la casa de Kaikai el día antes de la corte? Compré el desayuno y fui a tu dormitorio, pero no te vi.】

Yu Hao de repente sintió que había sido atrapado con las manos en la masa. Sabía que no podía ocultarselo a Zhou Sheng, así que reunió su coraje para responder,【¡No es lo que estás pensando!

¿Qué estoy pensando?】Zhou Sheng le envió una expresión de ‘cuestionamiento’,【¿Por qué no me dices lo que estoy pensando? ¿No puedo ser curioso?

Yu Hao quería tirar su teléfono. ¡Zhou Sheng ese bastardo! ¡Ya se las arregló para adivinarlo todo! 

Después de las vacaciones, tengo algo de que hablarte. 】Yu Hao envió un mensaje a Zhou Sheng pero no hubo respuesta. Yu Hao esperó aprensivamente durante mucho tiempo, pero aún no hubo respuesta para cuando fue medianoche. Chen Yekai conversó con él por un tiempo, pero Yu Hao estaba un poco distraído. Luego se fue directo a la cama.

La respuesta de Zhou Sheng llegó a las 2 de la mañana. 

No había señal cuando estábamos pasando por una cueva.
¿De qué quieres hablar? Podemos hablar de ello ahora. ¿Estás dormido? Entonces me voy a dormir también, buenas noches.

Yu Hao leyó el mensaje de Zhou Sheng en un estado somnoliento. Él bostezo antes de volverse a dormir. Al día siguiente, se arregló y comenzó una nueva ronda de trabajo durante las vacaciones de invierno.

Su objetivo era ganar al menos 3.000 yuanes antes del 28 de diciembre[3]. Quería comprar algo de ropa, comer una buena comida, pagar sus gastos de matrícula después del año nuevo y comprar una secadora para su dormitorio. Los negocios repuntaron en todas partes antes del año nuevo. El salario promedio en la ciudad Ying era muy bajo, pero el costo de vida aquí era tan alto que podría rivalizar con Nueva York. Yu Hao vio que el café de flores estaba contratando personal, así que fue a probar suerte. Inesperadamente, lo contrataron. El horario de trabajo era de 10 de la mañana a 10 de la noche todos los días, 12 horas, él tendría que rotar entre la caja registradora y el mostrador de café, y él ganaría 200 al día. Yu Hao estaba prácticamente sobre la luna, realmente era muy fácil ganar dinero durante el año nuevo.

Pero después de un día completo de estar de pie, se dio cuenta de que estos 200 yuanes no eran tan fácil de ganar. La espalda de Yu Hao estaba a punto de romperse por estar de pie por tanto tiempo. Sólo tuvo un descanso de 10 minutos para ir al baño cada 2 horas. La tienda estaba sin personal, sólo había dos empleados, sin embargo, era un café muy concurrido, así que recibieron pedidos sin parar. El jefe incluso comenzó una promoción de 1 por 1, por lo que el final de la fila apenas se veía.

—¡Vainilla! ¡Quería cuatro tazas de vainilla! —El cliente gritó enojado a Yu Hao—: ¿Qué estás haciendo? ¡Ya te he repetido tres veces! 

—Lo siento, lo siento. —Yu Hao realmente quería convertirse en un monstruo marino con docenas de tentáculos que pudiera pulsar los botones en el panel de control. Cuando eran las 7 de la tarde, estaba hambriento e irritable, y sentía que iba a explotar. Todo su cuerpo había estallado en sudor.

—¡Lo siento! —Su entorno era realmente demasiado ruidoso, y era tan ruidoso que hizo que la cabeza de Yu Hao diera vueltas. Él gritó—: ¡Los voy a rehacer para ti!

Todos los clientes de la cola se volvieron silenciosos en un instante. Yu Hao repitió—: Voy a rehacerlos ahora mismo.

Yu Hao le pidió a otro empleado que viniera a tomar los pedidos. Se ató el delantal y fue a hacer café para el cliente. El cliente ya estaba bebiendo su macchiato de caramelo mientras esperaba las cuatro tazas de café de vainilla de Yu Hao. 1 por 1 significaba que había pedido 8 tazas, y el dinero para 4 de estas tazas vendría de los propios bolsillos de Yu Hao. Una taza cuesta 35, así que serían 140 en total. Su trabajo de hoy fue prácticamente en vano.

Este cliente había cambiado su pedido tres veces antes. Al principio, quería dos tazas de vainilla y dos tazas de macchiato de caramelo, y después de terminar de ordenar quería otra taza de vainilla y macchiato de caramelo, así como dos tazas de moca caliente de invierno. No quedaba más chocolate para hacer los mocas, así que el cliente quería cuatro tazas de macchiato de caramelo al final. Yu Hao estaba absolutamente seguro de que el cliente estaba pensando en vainilla cuando dijo caramelo, así que su pedido estaba equivocado.

Pero no tenía sentido discutir con los clientes, no muchos admitían que era su culpa, por lo que sólo podía esperar a que presentaran una queja contra él. Los buenos clientes dirían a lo sumo ‘olvídalo’, pero se podía decir que este cliente había estado trabajando todo el día y estaba muy agotado, por lo que necesitaba desahogar sus frustraciones.

Después de que Yu Hao hiciera el café, miró al cliente cuando los estaba empacando y se forzó  a sonreír—: Puedes pensar en esas cuatro tazas como mi regalo.

Pero sus palabras habían enfurecido al cliente por alguna razón, y de repente le arrojó una taza de café. 

—¿Estás gritando? ¡¿Por qué demonios  me gritas?! ¡Laozi ya no los quiere! —gritó con enojo ese cliente.

Yu Hao había sido salpicado por todas partes con café, y se quedó allí sintiéndose un poco desconcertado por un momento. Cuando los clientes en la fila vieron que una pelea había estallado, todos sacaron sus teléfonos uno tras otro y comenzaron a tomar fotos. 

El cliente era un hombre de mediana edad. Le gritó—: ¿Quién te crees que eres? ¡Vete a la mierda, maldita basura! ¿Te atreviste a gritarme?

—Olvídalo, olvídalo. —Alguien intentó intervenir. La mente de Yu Hao se había quedado en blanco mientras miraba el café que se había derramado en el mostrador. Había estado empacando los cafés en la bolsa justo ahora, así que cuando fue golpeado inesperadamente por esa taza de papel, el café en sus manos se derramó por todo el mostrador y en el suelo.

•Notas de traducción:
[1]Bolsas de polipropileno (imagen abajo).

[2] Zhuang ZhouAlgún filósofo taoísta. Yu Hao está eligiendo a este personaje en el juego.
[3]28 de Diciembreun dicho cantonés que dice “Lava la suciedad en ninyabaat” (年廿八,洗邋遢), pero la práctica no suele estar restringida al onnin’ya’baat (年廿八, el día 28 del mes 12). Se cree que la limpieza barre la mala suerte del año anterior y hace que sus hogares estén listos para la buena suerte.

Anterior | Índice | Siguiente

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s