33-Planes

❝El tipo de persona que quiero ser, lo que me gusta…… todo esto es realmente difícil de transmitir❞. 

Así que los tres jugaron durante dos horas en la sala. Chen Yekai fue asesinado varias veces seguidas, sin importar cuánta leche tratara de darle Yu Hao. Pero Chen Yekai siguió corriendo hacia adelante como si estuviera desperdiciando su vida. Perdieron 5 o 6 veces seguidas el primer día del año nuevo, e incluso Zhou Sheng no podía soportar ver más.

—Ya no estoy jugando, no puedo usar bien al Gran Sabio. —Chen Yekai respiró un suspiro de alivio, —es el año nuevo, sin embargo, los hice perder tan miserablemente. —Mientras hablaba, recordó que era el primer día del año nuevo, así que sacó su teléfono para enviarles paquetes rojos.

—¡No, te costará demasiado! —Yu Hao ya había recibido tanto dinero hoy que nunca podría pagarlo.

—La familia de Laoshi tiene dinero. —Chen Yekai casualmente dijo—: No es un costo enorme.

Chen Yekai parecía un poco somnoliento, no parecía prestar tanta atención a sus palabras como de costumbre. Zhou Sheng y Yu Hao aceptaron sus paquetes rojos.

El profesor Lin no vino, y sin darse cuenta, ya era muy tarde por la noche. Zhou Sheng sugirió—: ¿Vamos a cenar juntos?

Chen Yekai dijo—: Ustedes chicos sigan adelante ba, después de que hayan terminado de comer, pidan a la tienda que empaque una comida y la envíen a la sala. Me comí esos bocadillos por la tarde, así que aún no tengo hambre. Pídanle a la tienda que entregue dos botellas de cerveza aquí.

 Zhou Sheng tampoco lo obligó. Él llevó a Yu Hao a un lugar cerca del hospital para comer, y después de que terminaron, Yu Hao dijo—: Se lo enviaré a él ba

Yu Hao llevaba un paquete de comida y cerveza mientras llamaba a la puerta de Chen Yekai, pero la escena que apareció ante él lo abrumó por completo por un momento.

––Chen Yekai se sentó ante la cama de enfermos. Sus ojos estaban inyectados de sangre, y actualmente se estaba ahogando frente a Liang Jinmin. Cuando oyó el ruido, levantó la cabeza y sus ojos se encontraron. 

Yu Hao—: ……

En ese momento, podía sentir que el Chen Yekai cuyo cabello estaba desordenado y tenía los ojos inyectados en sangre parecía una bestia furiosa y salvaje. 

Yu Hao salió de su aturdimiento y se retiró rápidamente, —Lo siento, Laoshi.

Yu Hao cerró la puerta. Su corazón latía con fuerza, pero Chen Yekai dijo desde adentro—: Entra ba

Yu Hao dijo—: Yo no te reconocí……

—Está bien. —Chen Yekai trató de serenarse y se limpió la cara. Le tomó mucho tiempo calmarse. Él miró su reflejo en el espejo del baño, y también pudo ver que detrás de él estaba un Yu Hao preocupado.

Chen Yekai se rió amargamente, —¿Bebes conmigo?

Yu Hao dijo—: Zhou Sheng todavía está esperando abajo. 

Yu Hao quería pedirle a Zhou Sheng que viniera para beber juntos, pero Chen Yekai lo malinterpretó—: Entonces regresa ba, es muy tarde.

Yu Hao quería llamar a Zhou Sheng, pero Chen Yekai le pidió que regresara—: Estaré bien después de un tiempo a solas.

Yu Hao miró a sus ojos con preocupación y de repente dijo—: Tú también tienes amigos, no te reprimas si tienes algo que decir.

Chen Yekai recordó que cuando conoció a Yu Hao, lo último que había dicho fue «¿Nunca has tenido un solo amigo desde que eras un niño?» e inmediatamente se rió avergonzado.

—Muy bien. —Chen Yekai respondió—: Si es necesario, hablaré. 

Esta noche Yu Hao no pudo evitar seguir pensando en la apariencia de Chen Yekai que lo hizo parecer una bestia atrapada. Cuando se fue a la cama esa noche, no pudo evitar dar vueltas en su cama inquieto. Le preguntó a Zhou Sheng—: ¿Fue Liang Laoshi golpeada?

Zhou Sheng tampoco estaba dormido. Él respondió—: Parece que sí. Cuando mi papá golpeaba a mi mamá en el pasado, ella también se veía así. 

Yu Hao dijo—: Olvida lo que dije.

Zhou Sheng dijo a la ligera—: Está bien. Tu infancia fue un documental sobre los peldaños más bajos de la sociedad, mi infancia fue una película de acción de Hollywood.

Yu Hao se rió, y Zhou Sheng continuó 

murmurando para sí mismo—:La infancia de Fu Liqun fue un drama de ídols. 

Yu Hao—: ……

Ai, Yu Hao. Vamos a trabajar mañana ba —dijo de repente Zhou Sheng. 

—Muy bien. —Yu Hao estaba muy dispuesto, quería ahorrar más dinero durante el período de año nuevo. Zhou Sheng dijo—: No puedo ser un tutor, me temo que no podré contenerme de golpear al niño.

Yu Hao—: No hay problema, sere nuestro administrador. Déjamelo todo a mí.

Cuando se trata de encontrar un trabajo a tiempo parcial, la piel de Yu Hao siempre ha sido muy gruesa. No tomó la iniciativa de encontrar trabajo a tiempo parcial el semestre pasado y en su lugar aceptó el trabajo de tutoría del programa de trabajo y estudio porque acababa de entrar a la universidad y necesitaba adaptarse al medio ambiente. Tenía mucho miedo de fallar en sus exámenes finales, así que no se atrevió a pasar demasiado tiempo trabajando.

Pero ahora que su situación había mejorado, Yu Hao comenzó su ataque en serio por todos los lados. Se dirigió específicamente a lugares que estarían ocupados durante las vacaciones de invierno y el festival de primavera, y finalmente encontró un parque de atracciones llamado «Mundo Feliz» en el centro de la ciudad. Yu Hao estaba vestido con un uniforme de mayordomo de Kuroshitsuji. Él estaba sosteniendo un letrero mientras actuaba como guía y tenía que convencer a los niños que lloraban quiénes corrían alrededor. Mientras tanto, Zhou Sheng estaba haciendo palomitas de maíz y asando alitas de pollo con una expresión de aburrimiento en su rostro.

—Voy a cambiar contigo, los salarios diarios para la barbacoa son más altos también. —Cuando estaban comiendo el almuerzo preparado para el personal, el corazón de Zhou Sheng dolió un poco cuando vio lo agotado que estaba Yu Hao al guiar a la gente por el parque.

—Yo no cocino tan bien como tú. —Yu Hao respondió—: ¡Para no traicionar las expectativas de todos, no podemos intercambiar!

Antes del séptimo día del año nuevo, el salario diario de Yu Hao ascendía a 300, mientras que Zhou Sheng obtuvo 360.

En el corto lapso de tres días, las alitas de pollo asadas de Zhou Sheng se habían convertido en un nuevo favorito en el parque de atracciones. Todos los días, incluso asaba personalmente un pollo entero para que Yu Hao comiera. La segunda tarde después de que Zhou Sheng comenzará a hacer barbacoas de carne, la larga y sinuosa fila que se alineaba para su puesto era de casi 50 metros de largo. Sin embargo, al tercer día, Zhou Sheng comenzó a encontrarlo problemático y quiso dejar de hacer barbacoas.

¡Aumento salarial! El gerente rápidamente jugó su carta de triunfo, y aumentó el salario de Zhou Sheng en 120 yuanes. A Zhou Sheng no le importaba. Él siempre transfirió su salario diario directamente a Yu Hao y le dejó ser responsable de administrar el dinero. No llevaba dinero encima, así que si necesitaba pagar por algo, le pediría a Yu Hao que pagara. 

No fue hasta tres días antes de que la universidad reanudara que el gerente a regañadientes los dejó ir, e incluso le pidió a Zhou Sheng que los visitara con frecuencia. Zhou Sheng acaba de decir—: ‘bien bien, lo tengo’ —mostrando claramente su molestia, antes de que él y Yu Hao se fueran con los brazos alrededor de los hombros del otro.

—¡Ganamos más de 8.000! —En la última mañana, Yu Hao estaba lleno de alegría después de recibir su salario. Zhou Sheng recibió más de 5.000, mientras que él recibió más de 3.000. Zhou Sheng suspiró con tristeza—, El dinero no es tan difícil de ganar ma

—Así que es muy importante tener una habilidad especial. —Yu Hao dijo con una sonrisa. Todavía se había beneficiado de su asociación con Zhou Sheng esta vez. Como mínimo, sus gastos para este semestre fueron saldados.

—Pero no es como si yo pudiera asar alitas de pollo para siempre. —Por el contrario, Zhou Sheng era bastante serio. 

Yu Hao de repente salió de su aturdimiento y miró a Zhou Sheng. Entendió el significado detrás de sus palabras. Ha vivido con miedo a la pobreza desde que era un niño, y como resultado, siempre ha centrado todo su tiempo y energía en ganar dinero sin siquiera darse cuenta él mismo. El deber de un estudiante era estudiar, no sólo estar satisfecho con unos pocos miles de dólares en remuneración por trabajo a tiempo parcial.

Chen Yekai había dicho algo similar antes, pero Yu Hao había pasado todas sus vacaciones de invierno trabajando y ganando dinero para los gastos de vida del próximo semestre. Aunque podía sentirse orgulloso de mantenerse a sí mismo, había perdido muchas oportunidades de aprender cosas nuevas durante las vacaciones. 

—Muy bien. —Zhou Sheng vio que Yu Hao parecía un poco abatido, así que le dio unas palmaditas en la espalda con fuerza—, ¡Comamos una buena comida más tarde! Entonces te sentirás mejor.

—Tienes razón.

Bajo la dirección de Zhou Sheng, Yu Hao luchó por cortar su filete. Habían pedido un filete Angus de 1 kg, y Zhou Sheng le enseñó a sostener su tenedor con su mano izquierda y un cuchillo en su derecha.

Yu Hao habló mientras cortaba su filete—: Necesito empezar a planear mi futuro, no siempre puedo estar satisfecho con sólo trabajar a tiempo parcial. 

—¿Por qué estás diciendo eso de repente? —Zhou Sheng dijo—: Sólo lo mencioné casualmente, ¿no lo estás tratando seriamente?

Yu Hao dijo—: Pero realmente estoy perdido, general.

Cuando Zhou Sheng oyó esa forma de dirigirse, de repente se puso serio. Yu Hao rara vez lo llamaba así, y rara vez discutían los paisajes oníricos. Pero además de ser amigo de Yu Hao, también había asumido otra identidad — Yu Hao siempre lo había considerado como el que podía mostrarle el camino cuando se sentía perdido.

—Lo que quiero hacer en el futuro. —Yu Hao dijo seriamente—: El tipo de persona que quiero ser, lo que me gusta…… todo esto es realmente difícil de transmitir. Es sólo que, quiero…… en…… 

—Quieres vivir una vida significativa —respondió Zhou Sheng.

—Sí. —Yu Hao dijo—: Igual que lo que me enseñaste, para ser quien soy.

Zhou Sheng se burló de él—: No te enseñé nada, no digas eso, eso es demasiado incómodo. Ni siquiera he descubierto cómo quiero vivir mi vida…… olvidalo, déjame hacerlo, come más. —Zhou Sheng tomó el filete y lo partió, luego pasó la mitad más grande a Yu Hao. Él continuó—: Mira esto. No me sigas mirando así, ¡me sentiré muy estresado!

Zhou Sheng sacó un póster doblado y se lo entregó a Yu Hao. En el cartel, las palabras «Aviso para el registro de la competición internacional de ciclismo universitario en primavera» fueron escritas en él. 

—¿Quieres ir? —Yu Hao estaba un poco sorprendido.

Zhou Sheng respondió con un “en”, —Quería pedir tu opinión hoy, ¿crees que puedo? 

—¡Por supuesto que se puede! —Yu Hao dijo—: ¡Definitivamente puedes! ¡Lo estás haciendo tan bien en tu especialidad!

Zhou Sheng dudaba, pero Yu Hao dijo—: ¡Ve! ¿Por qué no quieres ir?

A Zhou Sheng le gustaba hacer ejercicio. Le gustaba la euforia desenfrenada de empujarse así mismo al extremo, y especialmente le gustaba el ciclismo y correr porque lo hacía sentir como si estuviera volando dentro del viento. También le gustaba nadar; cuando nadaba, era como si se hubiera convertido en un pez en el mar.

Zhou Sheng dijo—: En realidad, realmente no quiero competir tanto…… pero ¿has visto la parte trasera del cartel? 

Yu Hao ignoró la ambivalencia de Zhou Sheng y dijo—: ¡Ve! ¡Te apoyaré!

Zhou Sheng—: Sólo quiero saber mi clasificación aproximada entre el resto. 

Yu Hao dijo—: ¡Definitivamente ganarás! ¡Y aunque no lo hagas, no importa! ¡Lo importante es tu participación!

Originalmente, Zhou Sheng era un poco curioso. Quería discutirlo con Yu Hao de antemano, y ahora estaba convencido, —Bien, entonces me inscribire en la competencia.

—Al igual que lo que dijiste, el general también quiere vivir una vida un poco más significativa también. —Zhou Sheng continuó—: Intentaré dar un paso a la vez antes de encontrar mis respuestas ba. Así que no tienes que preocuparte tanto.

Yu Hao sonrió, y de repente se le ocurrió una idea brillante a Zhou Sheng:— Si voy a inscribirme en la competencia de ciclismo, ¿por qué no te inscribes en un programa de talentos de canto?

—No importa eso —dijo inmediatamente Yu Hao.

Zhou Sheng—: ¿Quién fue el que dijo vivir una vida más significativa en este momento? 

Yu Hao dijo—: ¡Pero definitivamente no quiero ser cantante!

Zhou Sheng—: Entonces, ¿qué quieres ser? En cualquier caso, tienes que acompañarme. 

La boca de Yu Hao estaba llena de carne. La masticó por un tiempo antes de decir—: Puedo aspirar a una beca.

Zhou Sheng dijo—: Bien, eso está arreglado entonces.

Yu Hao—: Yo también quiero tomar un curso de español.

Zhou Sheng se rió, —¿Quieres aprender a cantar «Despacito» para mí?

Yu Hao realmente quería aprender esa canción. Era una gran tarea tomar un curso de idiomas sólo por una canción, pero le gustó.

Esa tarde, Zhou Sheng descargó el formulario en línea y lo imprimió, luego fue a buscar una recomendación de la universidad y a que le sellaran el documento. Sin embargo, no había nadie en la oficina. Yu Hao le envió un mensaje a Chen Yekai, y Chen Yekai le respondió muy rápidamente. 

Haz que alguien venga y vigile al lado de la cama de enfermos. Voy a ir ahora mismo.】

Zhou Sheng fue directamente al hospital para reemplazar a Chen Yekai. Yu Hao lo esperó en la oficina. Era como si Chen Yekai hubiera olvidado lo que pasó ese día, pero todavía parecía muy desgastado. Vino a abrir la puerta, tomó el sello, escribió una recomendación y adjuntó la boleta de calificaciones de Zhou Sheng. Él dijo—: ¿Crees que Zhou Sheng puede ganar?

Chen Yekai sólo necesitaba una mirada para adivinar lo que estaba pensando. Yu Hao se reía con un ‘je, je’; realmente no sabía lo bueno que era Zhou Sheng, pero creía que Zhou Sheng podía ganar.

—Puedes dejar esto conmigo. —El teléfono de Chen Yekai de repente sonó con un “deng deng deng” como el sonido de los tambores. Chen Yekai inmediatamente cogió su teléfono y dijo—: Lo entregaré para ustedes, regresen y jiayou ba. Yu Hao, no te quedes atrás tampoco. 

Cuando Yu Hao volvió a ver a Zhou Sheng por la noche, él parecía un poco raro.

—¿Qué pasó? —Yu Hao adivinó que algo había pasado en el hospital. 

—¿Cómo eres tan bueno para discernir los estados de ánimo de las personas? —Zhou Sheng escudriñó a Yu Hao con una mirada dudosa, —No mucho, el profesor Lin estaba en el hospital.

Yu Hao trató de sondearlo—: ¿Y entonces?

Zhou Sheng lo pensó un poco—: No hay un ‘y entonces’. Hemos entregado el formulario, así que, ¿A dónde vamos a ir después?

Yu Hao—: Voy a estudiar. 

Zhou Sheng—: Voy a jugar al básquetbol…… olvídalo voy a ir a estudiar también ba.

Y así, lo que sucedió después fue que Yu Hao estudió en la biblioteca mientras Zhou Sheng tomaba una siesta a su lado. A veces, Yu Hao sentía que Zhou Sheng realmente podía dormir mucho. Siempre comía o dormía, pero no engordaba.

Comenzó un nuevo semestre, así que los estudiantes comenzaron a regresar a la universidad uno tras otro. Yu Hao decidió dedicar más tiempo para prepararse para los cursos del próximo semestre. Mientras tanto, Zhou Sheng pasaba la mitad de su tiempo acompañando a Yu Hao en la biblioteca, y la otra mitad durmiendo o jugando.

 Al principio, ambos irían a todas partes juntos, dondequiera que estuviera uno de ellos, el otro también estaría allí. Y después de que Fu Liqun regresará a la universidad y se uniera, los tres siempre se movían por el campus como grupo. Con la adición de Fu Liqun que era media cabeza más alto que los otros dos, este trío parecía muy peculiar para los espectadores.

Chen Yekai no había buscado a Yu Hao en mucho tiempo. Cuando Yu Hao le enviaba un mensaje, Chen Yekai sólo conversaba con él brevemente. Yu Hao estaba muy preocupado por su bienestar mental, pero no se atrevió a mencionarlo a Zhou Sheng. 

El invierno pasó en la ciudad Yin. Ahora que era primavera, las parejas se podían ver por todas partes. En primavera, todo estaba imbuido de nueva vida, y una sensación sentimental inexplicablemente lo golpeó, desgarrando el corazón de Yu Hao. Especialmente cuando estaba a solas con Zhou Sheng, no se atrevía a acercarse demasiado a él y siempre se preocupaba por perder lo que tenían.

Cada mañana, después de despertar, Zhou Sheng lo llamaba antes de salir a correr. Volvía con el desayuno mientras Yu Hao se lavaba los dientes, luego lo saludaba con un “wu” y lo miraba, y esto era lo que sentía que era más difícil de suprimir; en ese momento, su corazón ya estaba agitado, pero junto con el aroma masculino de Zhou Sheng que parecía invadir sus sentidos, siempre sintió que algo iba a suceder mientras estaba medio dormido.

Era consciente de sus propios pensamientos, y Zhou Sheng era mayormente consciente de ellos también  —¿qué podía ocultarle?— Pero Yu Hao siempre estaba haciendo todo lo posible para contener su relación dentro de los límites de la amistad, y no se atrevería a hacer nada que cruzará este límite en lo más mínimo. Pero Zhou Sheng parecía preocuparse aún más por Yu Hao que antes, aunque bromeaba con él mucho menos, y no se burlaba de él ocasionalmente como antes.

—¿Tu marido no está aquí?

Cuando asistió a su clase de matemáticas superiores, los estudiantes de la primera fila se dieron la vuelta y se burlaron de él.

La cara de Yu Hao inmediatamente se ruborizó de rojo, —fue a una competencia.

Yu Hao sabía que mucha gente en clase ya estaba empezando a chismosear sobre ellos. Siempre estaban unidos; cuando Zhou Sheng iba a sus carreras, Yu Hao memorizaba sus palabras en el campo con los auriculares puestos, le compraba agua y cuidaba su ropa. Cuando todos jugaban al básquetbol, Zhou Sheng siempre le pasaba el balón también.

Yu Hao recordó que su anterior compañero de cuarto también era gay, así que probablemente fue él quien lo difundió.

Yu Hao reservó un asiento para Zhou Sheng por la tarde. Cuando regresó a su dormitorio, Fu Liqun estaba limpiando sus zapatos.

—Yu Hao, no tienes nada que ver con Zhou Sheng ba. —Incluso Fu Liqun no pudo evitar preguntar. 

—¡Gege! —Yu Hao parecía que se estaba volviendo loco. Mucha gente en su universidad llamada a Fu Liqun «Gege». Él pensó: ¿por qué Fu Liqun también pregunta eso? Vives con nosotros todos los días, así que, ¿no sabrías si realmente hubiera algo entre nosotros? Pero cambió de opinión cuando dijo—: ¿Y si realmente hubiera algo entre nosotros?

—¡Relájate! —Fu Liqun inmediatamente dijo—: ¡Por supuesto que les desearía lo mejor a ambos! 

Yu Hao—:……

Anterior | Índice | Siguiente

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s