38-Pelea Grupal

Por un periodo de tiempo, todo lo que el General quería hacer era dormir, porque todo lo que deseara aparecía en sus sueños. Así que llegó a estar más y más desilusionado con la realidad, y finalmente, se rompió con un estallido, como una burbuja de jabón❞.

Yu Hao le hizo un gesto a Zhou Sheng para que esperara, después ordenó a los guerreros que estaban de guardia en frente de su palacio que trajeran algunas bebidas. Un momento después, los guerreros habían traído una mesa[1]. La mesa estaba colocada con dos tazas de café y algunos bocadillos. Solo entonces Yu Hao se sentó con Zhou Sheng mientras seguían observando.

—¡Que montón de tonterías!

—Mira esto, y esto, esas son obviamente marcas dejadas por un gancho, y después por un puñetazo recto. ¿Necesitas que lo simule para ti? ¡Vamos, ponte de pie! Vamos a hacer una simulación de la escena original…

—¿Qué quieres hacer? ¡Doctor! ¡Enfermera!

—Tienes una educación horrible —Lin Xun gritó furiosamente—: ¡Horrible! ¡Sal!

La voz de Zhou Sheng podía oírse, —¡eh! Profesor no se agite tanto, tocare por usted el timbre para llamar al médico.

Cuando vio como Lin Xu se había enfurecido con la «característica sonrisa» de Zhou Sheng, Yu Hao casi escupió su café.

—Entonces, después se convirtió en un loco. —Zhou Sheng se encogió de hombros y su armadura hizo un ligero sonido metálico—, el café en tu sueño sabe mejor que uno en la realidad… Me regaño por difundir rumores y rápidamente le aviso a Kaikai para superar su ridículo, luego yo fui…. echado fuera de la sala. Fin de la historia.

Al final, Zhou Sheng añadió mientras Yu Hao estaba aun pensando, —no quería inmiscuirme con asuntos de otras parejas, pero realmente no pude soportar mirar más. Después de ser expuesto, tendría más recelos y probablemente no usaría mucha fuerza como la última vez. —Él suspiró de nuevo mientras hablaba—, ¿por qué esta clase de pendejo existe en el mundo? 

Yu Hao contempló, —Laoshi debe saber acerca de la violencia doméstica de Lin Xun, ¿crees que es su motivo para asesinar?

Zhou Sheng contestó—: tu pensamiento es demasiado simplista, ahí debe haber algo más sobre esto que es sospechoso.

Yu Hao respondió—: ¿qué más podría haber? 

Zhou Sheng—: ¿seguro que tú quieres oírlo?

Yu Hao—: por supuesto, ¿no es eso por lo que vinimos aquí?

Zhou Sheng—: no completamente… ok, es solo mi conjetura. Yo creo que el accidente de coche fue planeado por alguien.

—¡No, espera! —Yu Hao exclamó al instante—: ¡no pienses de esa forma!

Zhou Sheng—: ¡vez! ¡Sabía que me regañarías!

Yu Hao rápidamente cambió su tono, simplemente creo… que no es necesario que él haga eso. 

Zhou Sheng dijo—: él conducía el coche, su esposa se sentó en el asiento del copiloto, ella no se abrochó su cinturón de seguridad, después del accidente ni siquiera vino en el primer día del Año Nuevo, no puedo estar seguro de que esto fuera un homicidio, pero puedes decir que esta persona quiere que su esposa muera. ¿No has oído de los «tres principales placeres de los hombres de mediana edad»? Ascenso, volviéndose rico, esposa muerta… Quizás este tipo de escoria violenta verdaderamente quiere que su esposa muera pronto.

Un repentino escalofrío invadió a Yu hao. Zhou Sheng dijo—: piensalo. Para una pareja normal, sufre de una severa contusión después de un accidente automovilístico, ¿por qué no está al lado de ella al siguiente día? Y en cambio deja que Chen Yekai la vigile por él. Conectándolo con los hematomas causados por la violencia doméstica, la relación de esa pareja ya debe haber… 

Zhou Sheng estaba hablando pero Yu Hao ya no podía escucharlo más. Como un relámpago, una comprensión lo golpeó y un importante detalle llegó a esclarecerse…

—Me he sentado en ese BMW —murmuró Yu Hao.

¿Ah? —Zhou Sheng miro a Yu Hao con una expresión desconcertada.

Yu Hao recordaba con claridad el día en que se sentó en el coche de Chen Yekai y estaba conduciendo de vuelta a la escuela después de haber sido regañado en el café de flores. En frente del asiento del conductor había una botella de perfume rojo claro, y el coche estaba pitando sin parar. Yu Hao incluso pensó que había roto algo, por lo que estaba bastante nervioso.

—Abróchate tu cinturón de seguridad. 

Yu Hao se abrocho el cinturón de seguridad y el ruido del pitido se detuvo.

La expresión de Chen Yekai se veía espantosamente fría. Maniobró el volante y manejó hacia una tienda de ollas calientes de 24 horas. Yu Hao se abrocho el cinturón de seguridad y dijo—: No estoy comiendo. Ya he cenado, Laoshi. 

Yu Hao le contó a Zhou Sheng lo que había sucedido ese día. Zhou Sheng miro a Yu Hao suspicazmente, —¿oh? Así que condujo el coche de Lin Xun y te envió de vuelta.

—Si ella no hubiera llevado su cinturón de seguridad. —Yu Hao inmediatamente dijo—: ¡¡La alarma del coche hubiera sonado!!

Zhou Sheng—: ¿tú no sabes que hay algo llamado «abróchate el cinturón de seguridad» en este mundo?

Yu Hao rara vez paseaba en vehículos privados, así que en realidad no lo entendía. Zhou Sheng estaba en medio de la explicación cuando de repente pensó en algo, —no, espera, cuando te sentaste ese día en el asiento del coche, no había hebilla del cinturón de seguridad.

Yu Hao dijo—: Chen Laoshi incluso me recordó que abrochara mi cinturón de seguridad en ese momento. 

Después de que Zhou Sheng lo meditara por un momento, dijo—: en otras palabras, fue después de ese día que Lin Xu insertó la hebilla del cinturón de seguridad.

Eso no probaba mucho, pero Yu Hao ya tenía un poco de fe en las teorías de Zhou Sheng. Aunque le parecía verdaderamente escalofriante después de considerarlo todo cuidadosamente…

—¿Liang Jinmin realmente no se abrochó su cinturón de seguridad? —Zhou Sheng comió uno de los bocadillos—, esto es bastante sorprendente de ella. Esa pareja ha estado en el extranjero desde hace tiempo, los extranjeros reciben multas si no llevan cinturones de seguridad, sin embargo, ¿no se formaron un hábito de usarlos mientras estaban allí?

Yu Hao dijo—: yo creo que Chen Laoshi tiene más información interna sobre esto. 

Zhou Sheng—: información insuficiente, incapaz de determinar nada.

—¿Es bueno? —Yu Hao estaba distraído por las acciones de Zhou Sheng.

—No está mal. —Zhou Sheng mastico el bocadillo—, la deliciosa comida que comas en la realidad aparecerá en tu paisaje onírico, simbolizando tus recuerdos felices en ella. De hecho, no podemos realmente probar nada. La única señal que se llega a enviar a nuestra consciencia es la de que «sabe bien» pero no es real. 

Yu Hao estaba repentinamente ardiendo con preguntas, pero su mente estaba en un frenético y revuelto desorden por lo que no sabía por dónde comenzar.

Zhou Sheng propuso—: hoy es demasiado tarde, ¿quieres entrar en su sueño mañana por la noche y echar un vistazo?

Yu u Hao—: ¿eso es posible?

Zhou Sheng—: por supuesto es posible. Él usualmente nos ayuda mucho, así que podemos tratar esto como devolver el favor. 

Los dos se miraron el uno al otro en silencio. Yu Hao estaba aun inmerso en las deducciones de Zhou Sheng.

—¿Cómo pudo suceder tal cosa? —Yu Hao miró alrededor de él. El resplandor de la puesta de sol sobre ellos, y los ladrillos de los palacios destellaban con un brillo dorado. Él dijo—: los sueños son mucho más hermosos que la realidad. 

—De lo contrario, ¿por qué la gente diría «dulces sueños»? —Zhou Sheng dijo—: pero definitivamente no puedes estar demasiado absorto en los sueños. Por un periodo de tiempo, todo lo que el General quería hacer era dormir, porque todo lo que deseara aparecía en sus sueños. Así que llegó a estar más y más desilusionado con la realidad, y finalmente, se rompió con un estallido, como una burbuja de jabón. 

Yu Hao no podía entrar a su palacio a voluntad cuando soñaba, y quizás había estado aquí, pero no recordaría nada después de despertar. Solo podría construir un sueño tan hermoso basándose en la habilidad de Zhou Sheng. Escuchando ahora las palabras de Zhou Sheng, quizás su sentimiento de pérdida se duplicaría después de despertar. 

—Lo entiendo. —Yu Hao dijo—: pero déjame recordar este sueño esta noche. 

Zhou Sheng no insistió en nada. Levantó su mano, y la luz de la puesta del sol se derramó suavemente sobre él.

Yu Hao cerró sus ojos. Zhou Sheng presionó su mano contra su frente. 

—Tú tenías razón, General. —Yu Hao dijo—: incluso en mis sueños no sería tu oponente. 

—¡No seas cursi! —Zhou Sheng dijo—: ¡Buenas noches!

Yu Hao se despertó. Busco adormilado su teléfono por todos lados y consultó la hora: las 4 a.m., podía seguir durmiendo. Pero Zhou Sheng se levantó de la cama de al lado y fue a darse un baño. Yu Hao jugó juegos en su teléfono por un rato y bostezo. Cuando Zhou Sheng volvió en ropa interior, levantó la cobija y se metió debajo de ella. 

—Zhou Sheng —dijo Yu Hao.

Un —Zhou Sheng estaba mirando fijamente su teléfono.

—Lo siento —Yu Hao dijo—: yo solo no quería implicarte.

—No importa lo que ellos digan —Zhou Sheng dijo despreocupadamente—: no me importa.

Yu Hao dijo—: si hay personas que te señalan y hablan de ti a tus espaldas. ¿Cómo podrían ser ignoradas? Si realmente fuera eso entonces que así sea, pero ellos incluso te acusaron injustamente de esa manera…

Zhou Sheng—: ¿estás buscando pelear nuevamente?

Así que Yu Hao solo pudo dejar de hablar mientras se llenaba de culpa. Zhou Sheng dijo con impotencia—: mi pequeño ancestro[2], ¿por qué demonios te importan tanto las opiniones de otras personas? ¿Afecta a tu graduación? ¿Cuánto dinero ganas? ¿Qué comes? ¿Perderías una porción de carne si hablaran sobre ti?

Yu Hao dijo—: tal vez es porque mi abuela solía preocuparse, así que debido a que fui criado por ella, yo también me volví muy exigente sobre que otras personas hablaran de mis padres. Además, si hablan sobre mi, puedo aceptarlo, pero si ellos hablan de ti, no puedo.

Zhou Sheng—: solo finge que no puedes oír nada de lo que la gente dice a tus espaldas, y atrapa a cualquiera que ose decir algo. Golpeare a uno cuando aparezca, una vez que los golpees lo suficiente, ya nadie dirá nada mas. Nada es de su maldita incumbencia, son simplemente comedores de zanahorias saladas quienes se preocupan por el sabor de las insípidas, porque ellos no tienen nada mejor que hacer. Venga, vamos, ¿qué dijeron en el chat de tu clase? Agregame, ¿voy a maldecirlos por ti uno por uno?

Como podría Yu Hao atreverse agregar a Zhou Sheng. Él rápidamente dijo—: ellos no dijeron nada. 

Zhou Sheng—: ¿entonces has arrastrado esto conmigo durante medio día? ¿Crees que es divertido burlarse de mí de esta manera?

Yu Hao—: ……

La apariencia irascible de Zhou Sheng inmediatamente le recordó al «Gran Sabio» que cargaba en su hombro un «Jingubang» y no parecia temeroso de los cielo o la tierra — y aplastaria a quienquiera que se atreviera a bloquear su camino con un golpe de su vara. Luego él comenzaría a reír.

—¿Aun te estas cambiando de dormitorio? —preguntó Zhou Sheng.

—Ya no —contesto Yu Hao. 

Zhou Sheng apagó las luces y dejó su teléfono. Yu Hao se acostó de lado en la oscuridad mientras miraba a Zhou Sheng.

Después de un rato, Zhou Shen de repente dijo—: ese día, no viste el reverso del cartel de la competición de ciclismo, ¿lo hiciste?

Yu Hao respondió, desconcertado—: no, ¿por qué?

—Nada. Buenas noches —dijo Zhou Sheng.

Yu Hao—: (?)

Al siguiente día, asistieron a clases como de costumbre, y Yu Hao aun se sentó con Zhou Sheng. Yu Hao sabía que todos en la sala de conferencia se reían disimuladamente y los miraban fijamente, y sintió como si su espalda estuviera siendo repetidamente pinchada con espinas. Sin embargo, Zhou Sheng simplemente hizo lo que quiso. Se acostó y extendió sobre la mesa mientras tomaba una siesta y no mostró la más mínima reacción. 

Yu Hao siguió componiendo su estado mental y se dijo a sí mismo que no le importaban las opiniones de las otras personas. Por la tarde, Zhou Sheng fue a su clase de voleibol mientras Yu Hao tomaba una siesta y hacía su propia revisión en la biblioteca. El sol primaveral se transmitía a través de las largas ventanas francesas, provocándole somnolencia, y menos pudo evitar acostarse en la mesa para tomar una pequeña siesta.

Sintió como si hubiera estado tan profundamente atrapado que era imposible salir de ese pozo: «a él le gustaba demasiado Zhou Sheng». ¿Por que siempre le terminan gustando los hombre heterosexuales? Y lo peor del asunto era que Zhou Sheng siempre lo trataba muy bien. Esto causó que Yu Hao caminara sobre cáscaras de huevo, como si tuviera miedo de perder lo que tenía, y era agotador. 

Una vez que alguien tuviera miedo de perder lo que tenía, no podría sino evitar cortejar su propia muerte — para atormentar a los demás, y para atormentarse ellos mismos. 

Si este tormento continuaba, Zhou Sheng llegaría a enojarse con él tarde o temprano y le diría que se perdiera. Innumerables pensamientos dieron vueltas en la mente de Yu Hao durante su siesta de la tarde, pero todos disminuyeron gradualmente. Después de un rato, todos esos pensamientos saldrían a la superficie otra vez, a veces serían dulces, a veces molestos, hasta que alguien lo despertó con un golpe…

—Yu Hao, ¿no irás al gimnasio a echar un vistazo? —Un chico de una clase de deportes dijo—: algo sucedió, estalló una pelea, ¡vamos!

—¡Que! —Yu Hao aún no se había despertado por completo aun lucía inexpresivo.

Esa tarde, el gimnasio dio lugar a la pelea grupal de mayor escala entre dos clases desde la creación de la universidad, lo que provocó una gran sensación a lo largo de toda la escuela.  Zhou Sheng había derribado a diez personas por sí mismo con facilidad, ¡y con esta única batalla se había convertido en un dios[3]

Cuando Yu Hao se apresuró al gimnasio, había un estudiante del club de fotografía con una DSLR quien estaba presumiendo de sus excelentes habilidades fotográficas a sus juniors: capturas continuas de alta velocidad y alta dinámica, 20 disparos por segundo, reproducción rápida continua como una película de 24 fps. Dentro de sus tomas, Zhou Sheng había envuelto sus puño con su ropa deportiva mientras les propinaba una paliza a los estudiantes de la Clase Deportiva 3 hasta que estuvieron arrastrándose alrededor del suelo. 

Yu Hao—: ……

La enorme cancha de voleibol estaba completamente vacía, y un montón de hemorragias nasales habían salpicado sobre las paredes. Había incluso un zapato de piel de un guardia de seguridad tirado en el piso. Yu Hao miró esta escena por un momento antes de salir corriendo hacia la oficina administrativa de la universidad. 

—Has llegado justo en el momento adecuado. —Cuando la Secretaría de la Liga vio llegar a Yu Hao, ella le hizo un gesto de saludo—, estaba apunto de ir a buscarte.

Yu Hao había llegado solo al pasillo cuando vio a Zhou Sheng, Fu Liqun y a un gran grupo de chicos de la Clase Deportiva 2 de pie en el lado izquierdo del pasillo, como si los hubieran hecho pararse allí como un castigo. El muchacho que había llevado a los chicos de la Clase Deportiva 3 para provocarlos en el «Pico Dorado» todavía tenía una hemorragia nasal activa — él lucía como un gallo derrotado mientras se quedaba quieto al otro lado del pasillo y esperaba su castigo. 

Zhou Sheng tenía ambas manos metidas en los bolsillos mirando al otro lado como si estuviera «aburrido como una ostra». Pero tan pronto como Yu Hao llegó, Zhou Sheng comenzó a fruncir el ceño. 

—Él está aquí. —La Secretaria de la Liga empujó la puerta de la sala de conferencias y trajo a Yu Hao. La Decana, Lin Xun, Xue Long, el Subdirector y el Maestro de formación de la Clase 3, estaban todos allí, e incluso así como Ye Jin también estaba allí. Solo Chen Yekai no se encontraba por ninguna parte. 

Zhou Sheng inmediatamente empujó la puerta y entró, —: ¡esto no tiene nada que ver con Yu Hao!

—Zhou Sheng salte —La Decana dijo fríamente—: no toleraremos tu insolencia. 

Yu Hao rápidamente agito su mano a Zhou Sheng para pedirle que no fuera impulsivo. Originalmente, él pensó que todo había sido resuelto, pero en realidad no espero que ellos todavía terminaran peleando. Y ahora la ausencia de Chen Yekai lo perturbaba. 

Xue Long dijo—: ¿Yu Hao tu sabes lo que ha pasado?

Yu Hao contestó—: no lo se. Estaba estudiando solo en la biblioteca.

En el pasado, Yu Hao probablemente habría cooperado con Xue Long, pero después del caso de Shi Ni, él ya sabía que el Subdirector y Xue Long estaban predispuestos en contra de él. Esta vez, incluso la Decana estaba aquí, así que la situación debería ser más seria que la vez anterior. 

—Siéntate y habla. —Le ofreció cortésmente el profesor Lin Xun. 

La Decana suspiro. 

Esta era la tercera vez que Yu Hao veía a Lin Xun. La primera vez fue en la actuación del arte literario de la universidad, y la segunda vez fue en la reproducción de la memoria de Zhou Sheng cuando estuvieron en el mundo consciente. 

—¿Qué hay que decir sobre esto? —El Subdirector exclamó—: ¡Esto es absolutamente ridículo! ¡Ni siquiera es algo que se pueda discutir!

Xue Long les dijo a todos—: déjenme decirlo.

—O[4]. —Yu Hao miró con indecisión a Xue Long y preguntó—: ¿Qué ha pasado? 

Xue Long podía sentir instintivamente que Yu Hao parecía haber cambiado mucho en comparación a como era en el pasado. Tomó esta respuesta como un significado de que él se había vuelto aún más evasivo que antes.

—Para hacer breve una historia larga. —Xue Long dijo—: Zhou Sheng peleó con los estudiantes de la Clase Deportiva 3 por algunas disputas anteriores, y algunas de ellas estaban relacionadas contigo, así que te llamamos para que vinieras para preguntarte sobre la situación. 

Era exactamente igual a lo que Yu Hao había adivinado. Las Clases Deportivas 2 y 3 tuvieron hoy clases de voleibol. Alguien del otro lado llamado Lei Hongbo comenzó primero; remató la pelota con un intento letal y la clavó en la cabeza del colocador. 

El colocador era Fu Liqun. Fu Liqun le dio a los otros una mirada significativa, luego recibió otro golpe en la cabeza. Cinco segundos después, Fu Liqun salto para interceptar la pelota en la red mientras cooperaba con otro chico alto llamado Xia Ye, luego estrellaron sucesivamente dos pelotas en la cara de Lei Hongbo. Inmediatamente después, ambos lados le dieron al otro unos cuantos empujones, y luego estallaron en una pelea como la que habían estado deseando. 

En el momento siguiente, Lei Hongbo se precipitó con un grupo de personas para llegar a los golpes con el otro bando, pero de repente la Clase deportiva 2 se dispersó con un silbido, y Zhou Sheng —que justo había terminado de calentar— apareció. 

Yu Hao solo odiaba el hecho de que no había estado presente en la batalla donde Zhou Sheg se convirtió en un «Dios».

—Cuéntanos acerca de lo que sucedió en el «Pico Dorado». —Xue Long dijo—: Según lo que otros estudiantes dijeron, después de que volvieras de pisar el verde, incitaste a Zhou Sheng a pedirle a Lei Hongbo que peleará fuera de la escuela. ¿Fue esa la situación? 

Yu Hao miro a Xue Long tranquilamente, —¿yo incite a Zhou Sheng?

—Eso es lo que dijo otra persona —dijo Xue Long con inquietud.

Yu Hao pensó: «¿estás haciendo eso otra vez?», así que dijo—: ¿quién lo dijo? Pídale a la persona que salga y me confronte. 

El Subdirector se colocó sus gafas y dijo—: Yu Hao, ¿qué demonios pasa contigo? ¿Por qué siempre estás provocando problemas?

La Decana había estado mirando a Yu Hao con una mirada complicada todo ese tiempo. Era como si sus agudos ojos pudieran mirar directamente a través del corazón de Yu Hao. Todos los pelos de Yu Hao se pusieron de punta sin parar por su mirada, y aun así presto más atención al hecho de que Lin Xun estaba presente. ¿Por qué estaba él aquí? Este asunto no tenía relación en absoluto con él.

—¿Qué problemas he causado? Lei Hongbo fue el primero que nos amenazó en el «Pico Dorado», y casi atacó a Zhou Sheng entonces. 

El Maestro de Formación de la Clase Deportiva 3 era un estudiante graduado de salto de pértiga, alto y delgado, del departamento de deportes. Él no sabía cómo manejar esta situación. Después de todo, él era un estudiante recién graduado que recientemente había obtenido su título de Maestro y ocuparse de una pelea grupal a gran escala sobrepasaba de lejos los límites de su habilidad. Hizo todo lo posible por decir—: yo no estaba alrededor entonces, y después que Hongbo volviera, él dijo que no fue nada malo y que todo había sido simplemente un malentendido. 

—¿Dónde está Chen Laoshi? El puede atestiguar que después de que regresamos, todos lo habíamos hablado adecuadamente.  

—Chen Yekai ha renunciado. —La Decana dijo tranquilamente—: Él entregó hoy su carta de renuncia, y ya la he aprobado.

Notas de Traducción:
[1]Específicamente una mesa pequeña como esta:

[2]Mi pequeño ancestro –Como los padres o adultos llaman a los niños para regañarlos…
[3]Se había convertido en un dios – Esta es una frase relacionada a algún programa famoso de la Televisión, que es ahora comúnmente usado para referirse a alguien que se convierte en un dios, y los que llegaban a esta lista se convertían en un «dios», por lo que fue la frase usada en este caso…
[4] O – 哦: Esto es como un sonido como de «de acuerdo», para declarar un hecho de que la otra persona es consciente, no es en realidad la expresión de  oh…

Anterior | Índice | Siguiente

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s