39-Renuncia

Zhou Sheng respondió—: no, no soy igual, porque tengo un escudo❞.

Yu Hao se dio cuenta inmediatamente de que el problema podría ser bastante serio.

—¿Por qué? —preguntó Yu Hao con incredulidad, pero al mismo tiempo fue como si una cierta especulación en su corazón hubiera sido confirmada.

Lin Xun parecía haber estado observando las reacciones de Yu Hao desde el principio, y en ese momento él intercambió una mirada con la Decana — ¡Y Yu Hao fue profundamente consciente de este intercambio! ¡Estaban ocultando algo! 

—Dejemos que los otros estudiantes vuelvan a clase. —La Decana ya no le hizo más preguntas a Yu Hao—, llama a Zhou Sheng.

La Secretaria de la Liga fue afuera para notificar al resto. Poco después, todos los demás se fueron excepto Zhou Sheng, quien entró y sacó una silla para sentarse junto a Yu Hao. Fingió una actitud despreocupada mientras miraba a la Decana. 

—Participando en una pelea grupal dentro de la escuela. —La Decana dijo—: Xue Laoshi le ha hecho una llamada a tu padre. Él vendrá al final de la tarde, veremos qué opina.

Yu Hao contuvo la respiración. Zhou Sheng frunció el ceño y no respondió. Pero su mirada se desplazó hacia Lin Xun.

—Solo diga lo que quiera. —Zhou Sheng no sabía si llorar o reír—, ¿Por qué involucrar a un padre? No es que yo sea un estudiante de secundaria.  

La Decana dijo—: este es el tipo de cosas que solo un estudiante de secundaria haría. Así que solo podemos manejarlo al igual que lo harían en la escuela secundaria.

—Decana…… —Yu Hao estaba a punto de hablar cuando fue detenido por Zhou Sheng con un gesto. 

—Oh —dijo Zhou Sheng—, ¿va a persuadirme para que me retire de nuevo? ¿Cuántas veces hará esto para lograrlo?

Lin Xun le dijo a la Decana—: simplemente mire su actitud, es tan arrogante y déspota.

Zhou Sheng sonrió burlonamente, —no es que yo sea un saco de arena y deje que la gente me golpee sin oponer resistencia.

—¡Solo estás difundiendo rumores! —rugió furioso Lin Xun y golpeó la mesa. Yu Hao salto del susto.

—¡Zhou Sheng! —La Decana dijo con ira—: ¡¿todavía tienes algún respeto por tus profesores?! 

Zhou Sheng dijo—: ¿Qué demonios quieren ustedes? ¿No pueden ser simplemente más directos?

Claramente, la Decana parecía haberse enfadado por completo. Xue Long se levantó y dijo—: ¡Fuera! ¡Sal de aquí ahora mismo!

Zhou Sheng lo miró como si estuviera completamente desinteresado—: bien, bien, bien. Pidiéndome que entre un momento y luego echándome al siguiente, todas estas señales mixtas[1]

He Jin y Yu Hao no pudieron evitar reírse con un pff, pero esto solo añadió leña al fuego. El rostro de la Decana no podía verse más feo que ahora.

Zhou Shen se acababa de levantar cuando dos toquidos sonaron en la puerta, y Chen Yekai entró.

Yu Hao dijo de inmediato—: ¡Chen Laoshi!

La primera cosa que hizo Chen Yekai al entrar fue mirar la palma de la mano de Yu Hao, su palma aún estaba cubierta por capas de vendas.

Chen Yekai hizo un gesto a Zhou Sheng para que se sentara primero, —acabo de enterarme de esto, así que he venido.

La Decana le dijo a Chen Yekai—: vuelve y completa el traspaso aquí nada tiene que ver contigo. 

Así fue como Zhou Sheng se enteró de que Chen Yekai estaba renunciando, y la sorpresa destello a través de sus ojos.

Chen Yekai dijo—: antes del traspaso ellos aún son mis estudiantes. Todos, por favor vean este video de vigilancia de la cancha de voleibol. Esto lo acabo de obtener del gimnasio; su actitud es una cosa, pero aún así debemos tratar de ser lo más justos posible, ¿cierto?

La Decana levantó la voz—: Chen Yekai, ¿estás intentando romper la olla en pedazos sólo porque está agrietada[2]?

Chen Yekai abrió su teléfono y verdaderamente ignoró a la Decana. Le dijo a la Secretaría de la Liga—: ayúdame a bajar la pantalla de proyección. Yu Hao, Zhou Sheng vayan y corran las cortinas.

Chen Yekai proyectó el vídeo de su teléfono en la pantalla de proyección. En él se reproducía todo, incluidas las circunstancias que condujeron a la pelea grupal. Yu Hao pensó, que definitivamente necesitaba obtener una copia de este video más tarde, Zhou Sheng se veía demasiado guapo de esta manera. Hacia el final de la pelea incluso tomó un palo de billar de la esquina usándolo como si fuera un Jingunbang, se puso en cuclillas sobre el caballo como si fuera Sun Wukong mientras contemplaba al grupo de personas que había sufrido la derrota en sus manos.

—Lei Hongbo comenzó la pelea. —Después de que Chen Yekai observara la totalidad del video, lo repitió y se acercó a la pantalla de proyección para señalar a Lei Hongbo clavando el balón hacia Fu Liqun. Entonces le dijo a Ye Jin—: después de descender las montañas ayer por la tarde, Hongbo todavía debería haber estado enfado entonces, ¿cierto? Ye Jin. De otra manera no me habrías enviado ese mensaje de WeChat.

Ye Jin estuvo perdida por un momento. Chen Yekai la observó con una expresión seria.

—Si. —Ye Jin dijo nerviosamente—: así que quería pedirle a Chen Laoshi que… persuadiera a Zhou Sheng.

Chen Yekai le dijo al resto—: yo había hablado con Zhou Sheng, y él me prometió que mientras Lei Hongbo no intentara provocarlo de nuevo, no iniciaría una pelea. Bien, eso es todo, volveré para completar mi traspaso. Me despido por ahora.

Chen Yekai recuperó su teléfono y empujó la puerta para salir. La Decana nunca se había molestado en observar el video de vigilancia, y ahora su rostro estaba ceniciento.

—¡Chen Laoshi! —Zhou Sheng también se levantó rápidamente y salió corriendo como una ráfaga de viento.

Yu Hao también se levantó y quería seguirlos, pero la Decana le dijo—: Yu Hao quédate, tengo algunas preguntas para ti. El resto de los profesores deben estar ocupados, todos ustedes pueden irse primero.

La puerta de la sala de conferencias se cerró una vez más, y solo se quedaron Lin Xun, la Decana y Yu Hao. Yu Hao entrecerró los ojos e intentó descifrar la expresión de Lin Xun para obtener algunas pistas, pero las dos personas sentadas al otro lado de la larga mesa estaban extremadamente tranquilas.

—¿Qué estás tratando de analizar? —La Decana dijo—: estudiante Yu Hao.

—No me atrevería. —Yu Hao contestó—: por favor, continúe.

—¡Kaikai! —Zhou Sheng lo persiguió hasta la salida de la universidad y llamó a Chen Yekai.

Hoy, Chen Yekai estaba vistiendo una delgada camiseta blanca de manga larga, y debajo de su fina camiseta, el contorno de sus hombros y espalda se veían marcados y eróticos bajo la luz del sol. Su cabello ligeramente largo le cubría la ceja de un lado. La apariencia juvenil de su perfil lateral no lo hacía parecer diferente a los muchos estudiantes del campus quienes caminaban de un lado a otro.

—¿Por qué? —preguntó Zhou Sheng.

Chen Yekai se dio la vuelta y su mirada parecía un poco vacía.

—Zhou Sheng. —Chen Yekai contestó—: solo puedo ayudarte hasta cierto punto. En el futuro, no deberías…… no importa……

Zhou Sheng sabía lo que quería decir: «en el futuro, debería ser más prudente y dejar de causar problemas o meterte en peleas tan fácilmente. No se puede confiar en resolver todo con peleas en esta sociedad. Pero las palabras de Chen Yekai, “no importa”, estaban cargadas de emoción».

—Kaikai, lo siento. —Zhou Sheng dijo—, por causarte problemas de nuevo. Pero, porque ni siquiera nos dijiste ni una palabra antes de que tú……

—Zhou Shen. —Chen Yekai interrumpió a Zhou Sheng y le dijo con seriedad—, en realidad, siempre he sentido envidia de ti.

Las cejas de Zhou Sheng se fruncieron. En realidad, le gustaba mucho el corte de cejas que le había hecho el barbero al que Chen Yekai los había llevado antes. Ahora, cada vez que iba a cortarse el cabello, insistía obstinadamente en recortarse las cejas.

—Algunas veces, verdaderamente deseo poder tener un Jingunbang en mis manos. —Chen Yekai dijo—: de esta manera, podría hacer completamente añicos todas esas cosas feas y codiciosas, a todos los hipócritas que aborrezco, e incluso a este mundo entero.

Zhou Sheng recordó lo que Chen Yekai había dicho la noche del primer día del Año Nuevo.

—Pero no sé cómo representar bien a Sun Wukong. —La sonrisa de Chen Yekai contenía una inexplicable amargura—. Así que…… —Él pensó un poco sobre esto antes de decir—: no puedo ser tu Laoshi. No tienes miedo de nada, y te envidio un montón Zhou Sheng. No sé si es una cuestión buena o mala. Si fueras otro estudiante, podría haber dicho: «necesitas aprender a ser más firme y maduro en el futuro……».

La expresión de Zhou Sheng se volvió muy complicada mientras miraba a Chen Yekai.

—Pero en ti veo la persistencia y la impulsividad que me esforcé por conservar, pero me resigne a perder hace mucho tiempo. —Chen Yekai dijo—: la vida posee una forma de golpearte lentamente. Ya he sido golpeado tan cruelmente, que ahora estoy lastimado por todas partes. Así que ya no estoy calificado para ser tu Maestro. Solo puedo decir……

Chen Yekai se encogió de hombros—: les deseo la mejor de la suerte chicos. Aprende a protegerte bien y también protege bien a Yu Hao.

Chen Yekai se dio la vuelta para marcharse, pero Zhou Sheng dijo de repente—: en este mundo, nadie puede derribarme.

Chen Yekai giró la cabeza y respondió—: todo el mundo piensa eso a los 21 años. Un día te darás cuenta de lo insignificante que eres ante el destino.

Zhou Sheng respondió—: no, no soy igual, porque tengo un escudo.

Dentro de la sala de conferencias, Yu Hao miró tranquilamente a Lin Xun.

—Lo estas haciendo muy bien en tu especialidad. —Lin Xun dijo—: pero la psicología no es una especialidad supuesta para «manipular los pensamientos de otras personas», tampoco es algún tipo de lectura de la mente……

Yu Hao continuó—: «es una ciencia que estudia los fenómenos psicológicos, las funciones mentales de un ser humano y las actividades de comportamiento bajo su influencia».

Un. —La Decana trató de dar poca importancia a la conversación mientras decía—: eres bastante popular. Xue Long dijo que eres hábil para establecer conexiones sociales, por lo que te llevas bien con tus compañeros en las clases de deportes.

Yu Hao dijo—: Solo Zhou Sheng, Fu Liqun y Chen Laoshi son mis amigos. Zhou Sheng es quien es popular. ¿Qué me quiere recordar la Decana? No intente provocar a nadie para comenzar una pelea.

—Creo que no lo hiciste. —La Decana dijo—: debido a ti, algunas cosas han ocurrido y no creo que sean completamente ajenas a ti, así que quería oír tu opinión. 

—¿Qué cosas? —Yu Hao se volvió alerta. Siempre pensó que Lin Xun debía tener algún otro propósito o motivo para estar aquí.

Lin Xun sacó su teléfono y reprodujo una grabación de audio. La voz no era clara, pero podría decir que le pertenecía a Chen Yekai.

«……es él. Cuando lo vi, solo un pensamiento llenó mi mente — en este ciclo de reencarnación he conocido a otro chico parecido a Ryuusei de nuevo……».

«Yu Hao confía en mí, y depende de mí. Le pedí que eligiera una camisa, y eligió la favorita de Ryuusei cuando aún estaba vivo. Esto suena realmente ridículo……».

«De acuerdo, la voz de una mujer dijo, Nicky, deja de perder el tiempo tratando de encontrar lo imposible, te has vuelto un poco loco».

Después de un momento de silencio Chen Yekai dijo: «por supuesto es imposible, incluso si fuéramos a guiarnos por el periodo del ciclo de reencarnación de China, no volvería a encontrarme tan pronto. Pero pensé que, si fuera posible, entonces quizás, algún día, tendría una vida…».

«En primer lugar, el amor no es todo lo que hay en esta vida». La voz de la mujer instó: «en segundo lugar, Nicky, la sociedad en China no aceptaría…».

Lin Xun detuvo la grabación.

Yu Hao levantó la mirada y se encontró con la mirada de Lin Xun. Las escenas destellaron a través de su mente — la camisa blanca en la casa de Chen Yekai, la foto tomada frente de las cataratas del Iguazú, y….

……esa conversación ante el Monte Tianqing.

—Antes de que Chen Yekai regresará al país, hubo un periodo de tiempo en el que sufrió bastantes alucinaciones severas. —Lin Xun le dijo a Yu Hao—: pensé que si su entorno cambiaba, su condición mejoraría, pero no esperaba…….

—Por los sonidos en la grabación, debió haber sido el café de flores donde fue grabado. —Yu Hao de repente interrumpió a Lin Xun—: ¿lo repite?

Lin Xun—: ……

La Decana frunció el ceño y escudriño a Yu Hao.

Yu Hao trato de sondearlo cuando preguntó—: oí mi voz en el  fondo justo ahora, «Señor Wang, una taza de té verde con leche matcha».

La expresión de Lin Xun cambió ligeramente, pero rápidamente se tranquilizó. Yu Hao dijo—: en ese momento había solo dos personas — Lian Laoshi y Chen Laoshi. ¿Por qué escuchó a escondidas su conversación? 

La expresión de Lin Xun cambió inmediatamente. La Decana dijo—: ¡cuida tus palabras! ¡Estudiante Yu Hao! El Profesor Lin siempre ha estado muy preocupado acerca de la situación de Chen Yekai, ¡por lo que había pedido a Jinmin que lo orientará sobre sus problemas psicológicos en todo momento!

Yu Hao dijo—: Oh, ¿es así?

Yu Hao siempre sintió que parecía haber desarrollado una extraña afición que recogió de Zhou Sheng — ahora tenía la habilidad de brillar y considerarse como un sol. siempre que percibiera algo turbio, no podía evitar querer emitir una fuerte luz para iluminarlo, así como escudriñar el nerviosismo de esa masa de oscuridad mientras constantemente intentaba evadir su luz. 

—Vale, entonces. —Yu Hao dijo—: pero, ¿Qué tiene eso que ver conmigo?

La Decana dijo—: sobre la premisa de que la condición de Chen Laoshi está empeorando, él siente que ya no es apto para ser un Maestro de formación. Y no quiero oír que ningún tipo de rumor se extienda en la universidad después de su renuncia. Después de todo, bajo el sistema actual……

Yu Hao continuo—: puede que la homosexualidad ya no se considere una enfermedad mental, pero aun es indeseable.

Lin Xun dijo—: no solo la homosexualidad, sino tambien las relaciones entre profesores y alumnos.

La Decana contestó—: Así es. Personalmente no interferiría con la vida privada de los estudiantes y profesores. Pero debo recordarte que hay siempre una línea divisoria entre la vida privada y la propia identidad en la sociedad. Hay un momento y lugar para todo. Asimismo, en los últimos años, el entorno político nacional y la opinión pública ha estado retrocediendo en este sentido. Y tú no tienes forma de controlar eso.

Yu Hao no respondió. Ahora comprendía el significado detrás de la mirada de la Decana hace un momento.

Yu Hao—: el desarrollo de la moral humana está lleno con giros y vueltas a medida que avanza.

La Decana—: eso es cierto a largo plazo, pero las palabras clave son «giros y vueltas». A corto plazo, puede no necesariamente progresar, y sólo podría estar lleno de giros y vueltas. Por ejemplo, la vida de un individuo.

—Vamos a ver esto desde una perspectiva diferente. —La Decana continuó—: discutamos esto como si fuera una relación heterosexual. Sobre la premisa de igualdad, las relaciones de profesores y estudiantes también van en contra de la ética profesional, y esto es cierto incluso en países Europeos y Americanos, así como en las universidades públicas y privadas. No solo afecta el sentido de equidad en ese entorno, sino que también destruye las relaciones éticas dentro de él. Los «siete artículos rojos○[3]» de las universidades y colegios también prohíben explícitamente este tipo de comportamiento.

Yu Hao dijo—: no estamos en una relación.

—Alguien te vio pasar la noche en el dormitorio de Chen Yekai —dijo fríamente la Decana.

Yu Hao se echó a reír, —no es que sea una chica. Estaba borracho ese día, así que lo envíe de vuelta y estaba preocupado de que no hubiera nadie que lo cuidara……

Lin Xun dijo—: si esta grabación no existiera, quizás serías inocente. Pero desde que Chen Yekai te mencionó, tiene bastante importancia. 

La Decana—: Yu Hao, aun creo que no eres responsable de nada de lo que está sucediendo. Simplemente pensé que era necesario que yo te lo explicara claramente. 

—¿Sabe Chen Laoshi que ustedes lo estaban grabando? —preguntó Yu Hao al final.

—Él renunció por su propia voluntad. —La Decana dijo—: con el motivo de que necesitaba descansar, así que naturalmente nadie le recordaría esto.

En ese momento en la oficina adyacente, los débiles rugidos de Zhou Laichun y los gritos furiosos de Zhou Sheng atravesaron — ellos habían estallado en una pelea. Yu Hao se sentó inmediatamente erguido, entonces un ruido fuerte sonó después. Nadie sabía que se había roto.

¡¿Están destrozando las cosas de la universidad?! Yu Hao estaba impaciente, pero la Decana estaba acostumbrada a ver todo tipo de tormentas violentas, así que estaba completamente imperturbable como si nada hubiera pasado. 

—Gracias, Laoshis. —Yu Hao estaba comenzando a preocuparse por Zhou Sheng. Se levantó y dijo—: no tengo más preguntas.

Al final, Lin Xun dijo—: espero que no vuelvas a contactar a Yekai. Deja que se calme por sí mismo primero. Hoy, por su bien……

La Decana dijo—: Lin Laoshi, eso es suficiente.

Así que Lin Xun no dijo más. Yu Hao estaba reprimiendo su furia, y si no fuera porque Zhou Sheng le había recordado que no dijera demasiado, Yu Hao no sabía cuantas feas verdades habría soltado sobre Lin Xun, como una ametralladora soltando tiros en rápida sucesión.

•Notas de traducción:
[1]Aquí en realidad dijo: «todos estos círculos y cruces…», círculo = acertar un pregunta; y cruz = a equivocarse en un pregunta; creo que ZS estaba diciendo que marcarían una pregunta bien con un círculo y luego inmediatamente lo marcarían mal con una cruz lmao
[2]Hay muchos significados dependiendo del contexto, pero generalmente es algo en la línea de actuar imprudentemente ya que de todos modos estás jodido.
[3]Siete artículos rojos los siete tabúes de la enseñanza, como no hacer trampa en ninguna relación profesor alumno, etc.

Anterior | Índice | Siguiente

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s