40-Protección

Quizás en la consciencia de Zhou Sheng una firme creencia se había arraigado: «sin importar qué, nunca podría dañar a Yu Hao»❞.

Cuando Yu Hao salió de la sala de conferencias, la disputa entre Zhou Sheng y su padre había terminado. Zhou Laichun seguía disculpándose con el Subdirector, mientras que Xue Long y el Subdirector se iban con sus rostros horrendamente pálidos.

—Hijo de puta… —En medio del pasillo Zhou Laichun llegó a golpear en la cabeza a Zhou Sheng.

Zhou Sheng le estaba dando una mirada significativa a Yu Hao cuando fue inesperadamente golpeado en la cabeza; explotando nuevamente, rugió—: ¡Para!

Al ver como el dúo de padre e hijo estaban a punto de discutir otra vez, Yu Hao rápidamente corrió a apartar a Zhou Sheng. Tan pronto como Zhou Laichun vio a la Decana, rápidamente se acercó a ella para disculparse, mientras Zhou Sheng se dirigía a la parte trasera del edificio de la universidad para fumar, con aspecto agitado.

—Fui descalificado de las semifinales. —Zhou Sheng dijo—: lo siento, ya no podré llevarte a Australia.

—¿Qué? ¿Australia? —Cuando Yu Hao escuchó esta relevante información, su mente se nublo de confusión por un momento. 

Zhou Sheng dijo—: no importa. —Miró el bosque detrás de la universidad; el surco entre sus cejas se profundizó, como si estuviera considerando posibles contramedidas. Cuando notó que Yu Hao se iba, frunció el ceño—. ¿A dónde vas?

—Tengo que buscar a Chen Laoshi……

—No vayas —gritó Zhou Sheng con dureza, para que Yu Hao se detuviera.

Yu Hao replicó—: ¡Renuncio! ¡Se irá! ¡No puedo dejarlo partir de esta manera!

Zhou Sheng señaló el camino detrás de la universidad, —ve, simplemente vete, ¿lo elegirás a él o a mí? 

Yu Hao—: ¡Zhou Sheng! Esto es diferente, no significa otra cosa. ¡Solo quiero persuadirlo!

Zhou Sheng simplemente miró fijamente a Yu Hao. Yu Hao frunció el ceño mientras observaba a fondo a Zhou Sheng. Zhou Sheng contestó—: si quieres irte, entonces vete. —Mientras hablaba, se sentó a un lado y ya no miro a Yu Hao.

Yu Hao solo podía sentarse junto a él. Zhou Sheng le echó un vistazo.

Yu Hao—: ¿Satisfecho?

Zhou Sheng apagó su cigarrillo y se levantó, —a partir de ahora, no busques a Kaikai. Déjame el resto a mí.

De repente, Yu Hao se dio cuenta, y la sorpresa inundó sus ojos. 

Zhou Sheng —: ¿estás satisfecho?

Yu Hao se sintió de inmediato avergonzado. Zhou Sheng dijo—: ¿te olvidaste de algo? ¿No te vas a preocupar por mí en absoluto? ¡¿Ah?!

Yu Hao se levantó rápidamente, —¡tu padre él…… Zhou Sheng! ¡No te pongas así! ¡No es como si no supieras como me siento!

—Está bien, vale. —Zhou Sheng dijo—: para, no seas tan cursi. Al menos ese Xue Long tuvo tacto y no te calumnió delante de mi padre. ¿Qué te preguntaron en la sala de conferencias?  

Yu Hao le dio un breve resumen de lo que había sucedido en voz baja. A la mitad de su recuento, la voz enfurecida de Zhou Laichun se transmitió por la universidad—: ¡Zhou Sheng! ¡Ven aquí, hijo de puta!

Zhou Sheng se separó inmediatamente de Yu Hao, —tengo que hacer, volveré a buscarte más tarde. Envíame un mensaje respecto a todo lo que no hayas terminado de hablar, pero hazlo a través de un texto, no de voz. Presta atención a tu teléfono e ignora a Kaikai, no le respondas sin importar lo que te diga.

Yu Hao estaba extremadamente preocupado por Zhou Sheng, pero éste simplemente frotó enérgicamente la cabeza de Yu Hao y se marchó sin decir ninguna otra palabra. Por la noche Yu Hao se sentó en el dormitorio y espero con aprensión noticias de Zhou Sheng. Fu Liqun tampoco había regresado aún.

Así, Yu Hao comenzó a escribir su mensaje y envió a Zhou Sheng varios mensajes con relación a los acontecimientos de la tarde. Pero Zhou Sheng no respondió. A las 7:30 de la tarde, él finalmente le envió un mensaje: 

[Lo entiendo. Fu Liqun está conmigo.]

Después de que Yu Hao recibiera el mensaje de Zhou Sheng, sus nervios finalmente se calmaron. Se subió sobre su cama para acostarse y leer el mensaje que Zhou Sheng le había enviado.

Zhou Sheng se había tomado una foto — estaban en la habitación privada de un restaurante. Había dos mesas, Zhou Laichun llevó a su hijo y a los otros chicos a los que había golpeado del otro dormitorio para que se disculpara con ellos, e incluso les regaló una caja de cigarrillos. Posteriormente, todavía invitó a comer a los estudiantes que habían participado en la pelea.

Zhou Sheng: [Te traeré algo de comida más tarde.]

Yu Hao: [Come tu comida primero, no necesitas cuidar de mi. Solo cocinaré fideos instantáneos, de todas formas esta noche no tengo hambre.]

Las cejas de Yu Hao se fruncieron profundamente. Después de teclear algunas frases, las borró, pero la idea general era que Chen Yekai podría haber sido forzado a renunciar por Lin Xun, y la conversación entre ellos también fue grabada secretamente por Lin Xun. Pero mientras tecleaba, de repente consiguió ordenar sus pensamientos confusos. Era igual que lo que Zhou Sheng le había dicho — ¡Había algo sospechoso acerca de esto!

Zhou Sheng: [El asunto de la golpiza de Leing Hongbo ha sido resuelto, pero ahora le desagradó a Lin Xun. Fue él quien consiguió que el cabrón de Xue Long revocara mi elegibilidad para la carrera de ciclismo. Xue Long llamó al comité organizador de la competición hace una semana. La universidad quiere colocar un «Aviso de Crítica[1]», y hacerme disculpar con Lin Xun en la «Asamblea General» y prohibirme participar en más competiciones. Acabamos de resolver la cuenta, te lo contaré con más detalle una vez que yo vuelva. Solo tú puedes hacer esto, espérame.]

Yu Hao: [En realidad, no es necesario que te expliques tanto. Sé que solo quieres ayudarlo, que no lo estás haciendo por nosotros, y tampoco es que quieras recompensarlo. Solo tienes que decirme que quieres hacer.]

Zhou Sheng no respondió a su mensaje. Yu Hao se dió la vuelta para acostarse de lado, su mente era un caótico desorden. Aquella grabación fue realizada de forma encubierta por Lin Xun, lo que significaba que Chen Yekai no estaba al tanto de que había sido expuesto. Nunca antes mencionó nada sobre renunciar, entonces ¿por qué renunció ahora? El propósito de Lin Xun para presentar ese audio ahora era muy obvio: ¡quería expulsar a Chen Yekai!

De repente, la escena de Chen Yekai derramando lágrimas enfrente de una comatosa Lin Jinmin destello a través de la mente de Yu Hao. Anoche, Chen Yekai tomó un escalpelo y planeo apuñalar a Lin Xun con él… ¿Era para vengar a Lin Jinmin?

Venganza… Cuando pensó en la palabra un ligero escalofrío recorrió inmediatamente la columna de Yu Hao. Era poco probable que llegara tan lejos. ¿Chen Yekai quería matarlo debido a la violencia doméstica de Lin Xun a Lin Jinmin? ¿Por qué mejor no llamó a la policía y la convenció de que se divorciara?

¡Quizás ya había intentado convencerla! Yu Hao aún recordaba la escena dónde Chen Yekai y Lin Jinmin se habían reunido en privado en el café de las flores. Cuando recordó la grabación que Lin Xun reprodujo… de repente recordó que aún había un montón de cosas que no le había mencionado a Zhou Sheng. Por lo que quería enviarle algunos mensajes a Zhou Sheng de nuevo. Al mirar su teléfono, vio que Zhou Sheng finalmente le había respondido el mensaje que le envió hace media hora.

[Vale, entonces me entiendes.]

Zhou Sheng aún no había regresado. Yu Hao sentía como si el día de hoy hubiera sido muy, muy agotador. Cerró los ojos, y seguía sintiendo como si se hubiera perdido alguna pista vital.

Una luz parpadeó, y Yu Hao oyó la voz de Zhou Sheng junto a su oreja—: ¿Yu Hao?

Yu Hao abrió sus ojos y se encontró de pie en una de las plataformas fuera de los palacios. Zhou Sheng aún seguía vistiendo la misma armadura mientras con recelo le daba a Yu Hao una mirada evaluadora.

Los guardias de su paisaje onírico se alinearon a ambos lados de la plataforma; todos ellos parecían estar listos para el combate en plena disposición de batalla. El atuendo de Yu Hao era el mismo fino uniforme negro de mayordomo.

—¿Has vuelto? —dijo Yu Hao.

—¿Por qué tú aspecto se ve tan mal? —Zhou Sheng dijo—: ¿hambriento? Ya son las 11 de la noche, así que cuando te vi durmiendo, no te desperté. Fu Liqun también está de vuelta, trajimos algo de comida para ti. ¿Quieres levantarte para llenar tu estómago primero?

—No, no. —Yu Hao se negó—, siempre siento que…

—He terminado de leer tus mensajes a través de WeChat. —Xhou Sheng respondió—: pero la información que tenemos aún está incompleta. Sígueme.

Zhou Sheng bajó de un salto de los palacios y aterrizó en otro alero, y Yu Hao bajó saltando con él. 

Zhou Sheng apretó sus dedos entre sus labios y silbo. Un jindouyun voló por encima del horizonte.

—¿Cómo puedes convocar todavía al jindouyun en mi sueño? —preguntó incrédulo Yu Hao.

Zhou Sheng dijo—: si crees que puedo hacerlo, entonces soy capaz. Sube.

Yu Hao subió sobre el jindouyun. Zhou Sheng se elevó, y lo llevó consigo mientras se elevaban con suavidad hacia los cielos. Yu Hao dijo—: ¿a dónde vamos?

Zhou Sheng—: a encontrar la pista más crucial.

Yu Hao—: ¡pero estamos volando tan alto! ¿Qué va a pasar? 

Zhou Sheng voló hacia el sol, y a medida que se acercaban más y más al sol, Yu Hao se sorprendió al descubrir una intrigante diferencia entre el mundo consciente y la realidad. Aquí, ¡de hecho podría conseguir acercarse al sol que estaba suspendido en el aire! ¡Y no estaba muy lejos del suelo! A medida que Zhou Sheng y Yu Hao se acercaban a él, también el sol se volvía más y más grande. 

Yu Hao apenas fue capaz de mantener los ojos abiertos durante el constante ascenso de Zhou Sheng mientras se enfrentaban a la abrasadora rueda solar en el cielo. Pero, para su sorpresa, ¡el sol realmente tenía la forma de la «Rueda del Cuervo Dorado»!

—Esto…

—Llegaremos a la estación más adelante. —Zhou Sheng dijo—: al paisaje onírico del General. Por favor permanezca sentado y sostengase del pasamanos…

De repente, Zhou Sheng que estaba pisando su Jiangdong con Yu Hao sobre él, ¡se precipitó hacia la rueda solar!

Los dos se precipitaron a través de la «Rueda del Cuervo Dorado», ¡y antes de que pudieran siquiera registrarlo, el escudo detrás de Zhou Sheng y el tótem que flotaba en el aire por encima de los palacios en la distancia emitieron intensamente a la vez una brillante luz que parecía resonar entre sí!

Entonces, con un destello de luz, Zhou Sheng y Yu Hao cruzaron juntos a través de la «Rueda del Cuervo Dorado».

Yu Hao no tuvo tiempo de observar atentamente nada antes de darse cuenta que había entrado en otro paisaje onírico. Entonces Zhou Sheng dirigió el jindouyun para que aterrizará sobre tierra firme.

Un magnífico y vasto puente de piedra apareció ante ellos. Una enorme rueda dorada —que parecía un foso celestial— difundiendo un círculo de fuego al igual que una prominencia solar[2] mientras se extendía horizontalmente a través de la totalidad del puente. Estaban rodeados por un mar y nubes sin límites.

—Bienvenido al mundo de mi paisaje onírico —dijo la voz de Zhou Sheng.

¡El sueño de Zhou Sheng!

Yu Hao nunca imaginó que lo traería aquí tan fácilmente, ¡y que ese día llegaría tan pronto!

Después de que Zhou Sheng cruzará a través de la «Rueda del Cuervo», su vestimenta se transformó en un extraño traje de cuero, al igual que una armadura de un gladiador romano. Su pecho musculoso estaba desnudo, y la correa de piel que colgaba oblicuamente sobre su pecho musculoso estaba atada por un peto. La parte inferior de su cuerpo estaba vestido con un par de pantalones ajustados que se envolvían alrededor de sus piernas, y estaba usando un par de botas para montar negras como el carbón.

Yu Hao preguntó: ¿qué es este lugar?

—¡¿Eres tú un cerdo?! —Zhou Sheng dijo—: ¿no puedes entender el lenguaje humano? ¿Cuántas veces más quieres que yo mismo te lo explique? ¡Este es mi sueño!

Yu Hao—: quiero decir……

—¿Qué quieres decir? ¿En? —Zhou Sheng se dio la vuelta y se enfrentó a la «Rueda del Cuervo Dorado». Levantó la vista para estudiar el centro de la «Rueda del Cuervo Dorado» la cual parecía completamente diferente del sol en el mundo de Yu Hao. En el mundo consciente de Zhou Sheng, la luz de la «Rueda del Cuervo Dorado» era mucho más suave, pero no parecía apagada. 

En medio de la rueda dorada, una pantalla se desplegó como ondas en el agua, y el mundo consciente de Yu Hao apareció dentro de la pantalla — la Gran Muralla y los palacios de su paisaje onírico.

Esto le hizo recordar a Yu Hao a los portales de las ciudades principales en el «Mundo de Warcraft».

Yu Hao—: esto……

Zhou Sheng miró el portal que se había formado dentro de la «Rueda del Cuervo Dorado», como si estuviera anticipando algo. Dijo—: ¿puedes dejar de hacer tantas preguntas? Todavía eres útil hoy, así que no quiero expulsarte tan pronto, pequeño zorro.

—¡No! —Yu Hao grito enojado—: ¡debes hacérmelo saber ahora! ¡De lo contrario, no moriré… en… paz…!

—Además, no soy un zorro. —Yu Hao agregó—: no me llames zorro. 

—Pregunta, pregunta —Zhou accedió con impotencia, luego murmuró para sí mismo—, ese tipo aún no está dormido, no me digas que sufrirá de insomnio toda la noche… ¿Qué quieres preguntar? Joder, eres tan astuto, siempre poniéndote el disfraz de un cerdo y engullendo tigres. No creas que no lo sé.

Yu Hao se esforzó por componer sus pensamientos. Levantó su dedo e inconscientemente  dibujó un círculo en el aire. 

—Pregunta, ah. —Zhou Sheng caminó hacia un lado y saltó, luego se sentó en la barandilla del puente de piedra.

Yu Hao—: estoy pensando cómo debería preguntar.

Despreocupado, Zhou Sheng dijo—: ¿no ya te lo conté todo? Esta cosa me da el poder de viajar a través de los sueños, ¿lo ves ahora? ¿Tu curiosidad ha sido satisfecha?

Yu Hao—: pero……¿no es tuyo? ¿Por qué debería aparecer en mi mundo consciente? ¿E incluso convertirse en sol?

Zhou Sheng contestó—: ¿Por tu tótem? Me diste tu tótem y yo lo traje de vuelta a mi sueño, y se convirtió en parte de mi mundo consciente. Así que la «Rueda del Cuervo Dorado» te considera uno de nosotros, por esta razón nuestros paisajes oníricos llegaron a estar interconectados.

Yu Hao—: ¿cómo sabes eso?

Zhou Sheng le indico a Yu Hao que mirara la

«Rueda del Cuervo Dorado», —una escena de tu mundo consciente apareció de este lado de la «puerta». Entonces, un día involuntariamente me di cuenta de que el sol en tu mundo se había convertido en la «Rueda del Cuervo Dorado», y además había un escena de mi mundo en el.

—¿Es lo mismo que en el paisaje onírico de Shi Ni?

—Nop. —Zhou Sheng dijo—: ¿qué estás pensando? ¡Lógica! ¿Has alimentado con tu lógica a los perros? La diferencia entre Shi Ni y tú radica en el hecho en que ella no me pasó su tótem, pero tú me diste una parte de tu tótem. ¡Es por eso que tu mundo está conectado con el mío!

Yu Hao preguntó—: segunda pregunta, ¿dónde está este lugar?

Zhou Sheng estalló—: ¡este es mi sueño! ¡¿Cuántas veces quieres que te lo diga?!

Yu Hao—: ¿tu sueño puede ser tan pequeño?

Zhou Sheng—: ¡hay más abajo!

Yu Hao miró hacia abajo y Zhou Sheng dijo—: ¡no mires! ¡Podrías caer!

Un clamor que devastó la tierra llegó desde debajo del puente de piedra. Yu Hao miró hacia abajo, y a través del mar de nubes, pudo discernir un enorme edificio con forma de anillo en el suelo. Zhou Sheng inmediatamente agarró el cuello de Yu Hao y lo arrastró hacia atrás.

—Quiero bajar y echar un vistazo.

—¡No!

—¿Por qué?

—¡No hay un «por qué»! ¡He dicho que no, así que no! —dijo Zhou Sheng.

Ambos se miraron fijamente el uno al otro. Yu Hao tenía una persistente impresión de que Zhou Sheng estaba ocultando algo de él. —¿No me vas a invitar a jugar en tu sueño?

—No, no te voy a invitar. —Zhou Sheng dijo—: no estoy familiarizado contigo, así que no te quiero vagando de un lado a otro en mi corazón.

—Oh, vale entonces. —Yu Hao solo pudo responder con esto.

Zhou Sheng inmediatamente cambió su tono, —no hay mucho que ver, joven maestro, por favor perdóname.

Yu Hao se dió la vuelta y saltó sobre la barandilla del puente de piedra. Zhou Sheng gritó inmediatamente. Se dió la vuelta en el aire y convocó a su jindouyun, pero fue demasiado tarde — Yu Hao ya había comenzado a aletear sus alas con un silbido, adhiriéndose de cerca al mar de nubes y emprendiendo el vuelo.

Zhou Sheng grito furioso—: ¡Yu Hao! ¡Bastardo! ¡¡Te voy a matar a golpes!!

—Ven y atraparme entonces… —se burló Yu Hao triunfalmente.

De hecho la conjetura fue correcta. Había volado antes en el mundo consciente de Shi Ni, y Zhou Sheng tenía una muy profunda impresión de eso, por lo que ahora que estaba en el sueño de Zhou Sheng, todavía conservaba sus alas y era capaz de volar libremente. Aunque había volado, no traspasó las nubes y se precipitó al suelo para ver lo que había abajo; y aún mantuvo el decoro que debería tener un invitado.

—¡Vuelve aquí! —Zhou Sheng regresó al puente de piedra y gritó—: ¡no seas tan travieso! ¡Me voy a enfadar! 

Yu Hao voló alrededor del mar de nubes y gritó desde lejos—: ya has visto todo en el interior de mi mundo, así que, ¿qué hay de malo conmigo echando un vistazo al tuyo?

Zhou Sheng gritó—: ¡te daré tres segundos! ¡Tres!

El mar de nubes que rodeaba a Yu Hao comenzó a cambiar. Las nubes blancas se oscurecieron a medida que convergían, y dentro de la agrupación, surgieron truenos y rayos como si un monstruo rugiente estuviera a punto de emerger. 

—¡Dos! —Zhou Sheng señaló con sus dedos índice y anular izquierdos al horizonte. ¡Un rayo estalló y se disparó rápidamente a través del cielo!

Yu Hao saltó asustado. El monstruo colosal entre la subes pareció reaccionar a esto, ¡y un estruendoso dragón occidental apareció de imprevisto y rugió mientras cargaba hacia él! ¡Desplegó sus alas con un golpe y extendió sus garras hacia Yu Hao mientras intentaba firmemente de capturarlo en su agarré!

—¡Uno! —grito Zhou Sheng.

El dragón occidental se precipitó hacia Yu Hao en un instante, pero de repente una luz blanca salió despedida de Yu Hao con un zumbido. Sirviendo como un escudo protector, y con un fuerte explosión realmente logró desviar al colosal dragón, ¡cuyo tamaño era comparable al de una montaña!

Yu Hao—: ¿qué está pasando?

Zhou Sheng, quien estaba flotando por encima del mar de nubes, estaba igual de estupefacto mientras parecía darse cuenta del albor en él. Antes de que los dos salieran de su trance, el dragón occidental rugió otra vez y se apresuró hacia Yu Hao, intentando llevar de vuelta a éste al puente de piedra. Pero otra luz blanca emuanó del cuerpo de Yu Hao, y con un zumbido, el dragón occidental rebotó y fue enviado a volar una vez más.

El dragón occidental gimió en angustia, luego batió sus alas y escapó.

Yu Hao—: ……

Yu Hao se dió la vuelta para mirar a Zhou Sheng y parecía haber comprendido algo mientras gritaba—: ¡Tú… Zhou Sheng! Tu monstruo no puede atraparme.

Zhou Sheng permaneció en silencio en el puente de piedra.

Yu Hao voló alrededor mientras decía—: ¡Ya!¡ No puedes hacerme nada!

Zhou Sheng—: ……

Yu Hao voló alrededor por un rato mientras quería burlarse de Zhou Sheng, pero dado que permanecía en silencio, voló de regreso porque tenía miedo de que Zhou Sheng comenzará a enojarse.

—No te voy a traer más a mi sueño —dijo fríamente Zhou Sheng.

—Me equivoqué. —Yu Hao se disculpó rápidamente—, aún tengo más preguntas.

—¡Estoy enojado!

Zhou Sheng se había vuelto completamente loco.

Yu Hao simplemente sonrió mientras miraba a Zhou Sheng. Zhou Sheng lo regañó—: ¿sonriendo? ¡¿Todavía estás sonriendo?!

De repente, Yu Hao dijo—: soy tan feliz. Puedes conseguir que haga cualquier cosa que quieras en el futuro.

Zhou Sheng—: ……

Zhou Sheng sujetó con una mano su frente como si hubiera acabado de recibir un fuerte golpe. Camino hacia un lado y Yu Hao le dijo—: me dijiste antes que tenía un halo que te protegía en el paisaje onírico de tu padre, ¿cierto? Yo tengo un halo protector en tu sueño también, así que ¿qué significa esto?

—¡Eso significa que eres mi hijo! —Zhou Sheng dijo con rabia—: ¡Yu Hao! Puedo conseguir que hagas lo que yo quiera, ¿verdad? ¡Entonces quiero que te pierdas ahora mismo!

Zhou Sheng levantó su mano y la «Rueda del Cuervo Dorado» detrás de él instantáneamente pareció reaccionar. Liberando incontables corrientes de llamas doradas que se dirigieron a las manos de Zhou Sheng. Con un movimiento de su mano,estallaron hacia Yu Hao.

—¡No! —espetó de inmediato Yu Hao. —Inconscientemente levantó sus manos para bloquearlo. En el momento en que el brillante fuego de la «Rueda del Cuervo Dorado» resplandeció hacia Yu Hao, sonó un fuerte estallido, y una vez más fue desviado por su barrera protectora, dispersándose en todas las direcciones antes de desvanecerse.

Zhou Sheng—: ……

Yu Hao—: ……

Incluso el último movimiento de Zhou Sheng había fallado. Yu Hao inmediatamente comprendió una cosa — quizás en la consciencia de Zhou Sheng una firme creencia se había arraigado: «sin importar qué, nunca podría dañar a Yu Hao».

•Notas de traducción:

[1]Aviso de crítica – esto es algo que sucede en China, dónde públicamente te denuncian o critican…

[2]Prominencia solaruna prominencia es una gran, brillante, característica gaseosa que se extiende hacia fuera de la superficie del sol, A menudo en forma de bucle. Las prominencias están ancladas a la superficie del sol en la fotosfera, y se extienden hacia la corona solar.

Anterior | Índice | Siguiente

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s