Capítulo 01

Volumen Ⅰ Una Gran Belleza


 «En un instante, fue como si la primavera hubiera regresado. Las montañas, los ríos, los campos y los bosques de flores de durazno estaban exuberantes y en plena floración, nubes escarlatas de brillantez excepcional se extendían a través del horizonte y se reflejaban en los asustados ojos de todos». 

Puchhhh

La sangre fresca salió a borbotones a lo largo de la espada. Tambaleándose medio paso hacia atrás Gong Wei cayó al suelo.

Un nítido «clanc» sonó, la daga envenenada se le escapó de su mano y cayó a sus pies. 

—¡Jefe[1]!

—¿Lord Xu[2]?

—Qué está pasando, qué…

La multitud en la «Plataforma de Ascensión Inmortal[3]» se adelantó rápidamente pero sus expresiones aterrorizadas ya no podían ser vistas con claridad. Gong Wei cayó al suelo mirando hacia la espada manchada de sangre. La empuñadura de la espada, la cual tenía tres palabras grabadas «Bu Nai He», fue sostenida en un fuerte agarre por una mano esbelta y fuerte con las onduladas marcas de los tendones en los nudillos. Fue una visión aterradora.

La mirada de Gong Wei ascendió al brazo unido a esa mano, y allí estaba Xu Shuangtze, con su rostro excelso y constantemente rígido, mientras decía:

—¿Quieres matarme? 

Gong Wei cerró sus ojos y jadeó rápidamente, luego volvió a abrir sus párpados para enfocarse en las montañas nevadas y el bosque en la distancia. 

La voz de Xu Shuangtze parecía un poco más fuerte, quizás porque ahora estaba cerca, y las palabras que dijo parecían ser articuladas con énfasis entre sus dientes:

—¿Por qué? 

Gong Wei no respondió. El escalofrío que se había arraigado debido a la rápida pérdida de sangre había paralizado sus sentidos, e incluso ahora su visión era borrosa. En trance, escuchó en la distancia un acalorado clamor, y otros varios líderes de la secta se apresuraron hacia adelante simultáneamente e intentaron canalizar con fuerza su poder espiritual para prolongar su vida. Sin embargo, no sirvió. 

Xu Shuangtze había alcanzado el más alto reino de cultivo y era el hombre más formidable del mundo. No había nadie que hubiera sobrevivido bajo su espada, «Bu Nai He».[4] 

—… lo siento. —Gong Wei forzó una sonrisa. Aunque la sangre seguía brotando de las comisuras de su boca, las líneas de expresión en su rostro eran evocadoras—, lo siento, tú… mira…

—¡No te muevas! 

—¡Lord Gong! 

—¡No te muevas! 

Gong Wei continuó como si fuera sordo a los gritos de su entorno. Levantó su mano respirando entrecortadamente. En la dirección que señaló estaban las montañas y el bosque de invierno, una tierra de soledad gris y blanca. El viento frío silbo y sopló sobre las montañas y el mar de pinos antes de desaparecer en el lejano horizonte. 

—Mira, flores de durazno. 

El rostro de Xu Shuangtze, quizás hasta su aliento, parecía estar todavía congelado. 

En ese instante, la pupila derecha de Gong Wei se iluminó por un brillante resplandor rojo y desde la punta de su delgado dedo volaron un millón de pétalos escarlata. Parecía como si fueran mariposas resplandecientes revoloteando en el viento, arrastrándose desde la plataforma de jade blanco bajando hasta la tierra, la cual fue cubierta por el duro invierno. 

En un instante, fue como si la primavera hubiera regresado. Las montañas, los ríos, los campos y los bosques de flores de durazno estaban exuberantes y en plena floración, nubes escarlatas de brillantez excepcional se extendían a través del horizonte y se reflejaban en los asustados ojos de todos. 

—Esto… ¡¿Qué es esto? 

—Ilusión, ¡magia de ilusión! 

—Nunca serás capaz de ascender en esta vida. —Gong Wei yacía en un charco de su propia sangre, sonriendo con sus ojos curvados mientras miraba fijamente a Xu Shuangtze. Cada palabra dicha fue clara y terrible—. Tu cultivación en esta vida terminará aquí. 

Ya no podía ver la expresión de Xu Shuangtze. Lanzar la poderosa ilusión aterradora del Cielo y la Tierra había vaciado hasta la última onza de su poder espiritual. La mano de Gong Wei volvió a caer al suelo. Bajo el cielo cubierto con los ondeantes pétalos de durazno, cerró sus ojos por última vez y cayó en un sueño eterno. 

En la escena final de su vida, recordó que Xu Shuangtze se agacho y llevó su mano hacia su garganta. Pero no sabía lo que había sucedido después de su muerte.

Al principio del vigésimo octavo año del reinado de Taiyi, durante la «Ceremonia de Ascensión Inmortal» el Jefe del «Departamento de la Alianza Inmortal», Gong Wei, armado con una afilada cuchilla, intentó asesinar al «Líder de la Secta Cang Yang» Xu Shuangtze. Al final fue asesinado por la espada de su objetivo. 

La noticia se difundió por todos los rincones de la tierra y el mundo fue perturbado. 

… 

Seis años después. 

—Shidi.[5]

—Shidi está despierto. 

—Rápido llama a Dashixiong.[6] 

Había un completo caos alrededor de él, como incontables gallinas cacareando fuerte. El ruido desgarró las sienes de Gong Wei, dándole un repentino dolor punzante. 

Su primer pensamiento fue: «¿Dashixiong? ¿Mi Dashixiong está aquí?». 

Pero rápidamente se dio cuenta de que algo era incorrecto, porque en la «Alianza Inmortal» aparte del discípulo principal Ying Kai, no podía haber tantas personas de mayor antigüedad que se dirigieran a él como «Shidi». 

Gong Wei abrió sus ojos y la primera cosa que sintió fue dolor — era como si todas sus extremidades y huesos hubieran sido rotos y vuelto a reconstruir. Estas eran las clásicas secuelas de perder el control durante la práctica de cultivación. 

El dolor logró marearlo, nublandole la visión, y tardó mucho tiempo para que todo se aclarará. La primera cosa que apareció en su campo de visión fueron unas cortinas de cama blancas y simples. Luego fue una simple habitación pequeña, pero ordenada. Un hombre que no podría haber tenido más de veinte años con el cabello pulcramente ordenado y una espada. Se adelantó de entre un grupo de cinco o seis adolescentes y preguntó: 

—¿Cómo estás, Shidi? ¡Acuéstate rápido! ¡No te muevas demasiado! 

…Sonaba muy parecido al último grito furioso que oyó después de su muerte, diciéndole que no se moviera, está misteriosa coincidencia le dio una sensación de familiaridad… 

Gong Wei, sin duda se sintió mareado, se acostó de vuelta, solo para ver que su Dashixiong instruyó a varios adolescentes para que permanecieran de guardia afuera de la puerta. Luego, el muchacho agarró una de sus manos con cuidado para tomarle el pulso, y posteriormente se sintió abrumado por el alivio. 

—El pulso de Shidi es débil, pero está fuera del estado crítico. ¡Realmente esas son buenas noticias! 

«¿Quién soy? 

»¿Dónde estoy? 

»¿No estoy ya muerto?». 

—Shidi debes recordar que el viaje a la inmortalidad es el más traicionero de todos los riesgos. Si vuelves a descarrilarte en tu práctica, la pérdida de tu cultivación sería la menor de tus preocupaciones, ¡porque incluso podrías morir! ¡Ah, se que ahora mismo debes estar muy triste, pero la anulación del matrimonio con Yuchi Xiao es un trato hecho! Shidi debes dejar ir esto. Tu línea de sangre no es tu elección, no es tu culpa; sin mencionar que solo tienes media línea de sangre del demonio Mei. Incluso aunque fueras un demonio Mei de sangre pura, no cambiaría nuestra opinión sobre ti, y mucho menos tendríamos ningún desprecio. 

Gong Wei, quien estaba acostado como un cadáver rígido, de repente oyó algo absurdo. 

—¡Espera un minuto! 

Dashixiong se volvió oídos sordos. Probablemente debido a que estaba demasiado concentrado en repetir lo que había ensayado incontables veces mientras Gong Wei estaba inconsciente. Su discurso sonaba a la vez apasionado y juicioso:

—Aunque desde la antigüedad, los demonios Mei nunca han cultivado un núcleo dorado[7], Shidi al menos eres mitad humano, ¡así que deberías tener esperanza! Siempre que estés dispuesto a trabajar duro, ¡todos creemos que serás capaz de alcanzar la inmortalidad! Esperaremos con orgullo tu éxito. Nos… Shidi, ¿qué pasa contigo? ¿Estás enfermo otra vez? ¡¡Alguien ayúdenme!! 

Gong Wei quién hasta hace un momento estaba en un estado de agonía se sentó en una agitada conmoción, jalando más cerca a Dashixiong, con un manifiesto horror reflejado en sus ojos. 

—¡¿Demonio Mei?! 

Dashixiong se volvió más temeroso. 

—Shidi, ¿has perdido tu memoria? 

No fue sino hasta una hora después, que Gong Wei basándose en fragmentos de información de las conversaciones, y los recuerdos dispersos dejados por el propietario original de este cuerpo consiguió comprender la situación actual. 

El propietario del cuerpo era conocido como Xiang Xiaoyuan, un discípulo menor que acababa de construir su base en la práctica del cultivo, sin embargo, era sorprendentemente muy famoso en la secta. 

Porque tenía una discapacidad de aprendizaje. 

Para la mayoría de los discípulos que tienen potencial espiritual, era extremadamente común tener un nivel intelectual por encima del promedio. Por lo tanto, un discípulo como Xiaoyuan era uno entre un millón.

Hace dieciséis años, los discípulos que estaban de guardia lo encontraron al pie de la montaña, cuando era un bebé en pañales. Tenía fiebre alta, respiraba débilmente y ni siquiera podía llorar. A parte de una nota con los ocho caracteres de sus cuatro pilares del destino[8], no quedó nada sobre él. 

Los ancianos del clan contrataron médicos y le suministraron incansablemente medicinas durante medio mes antes de que su fiebre se aliviará. Sin embargo, le provocó un poco de daño a su cerebro y, en consecuencia, a su intelecto. Desde entonces todos creyeron que esto fue el principal culpable, puesto que se convirtió en un estudiante lento. 

Xiang Xiaoyuan sólo aprendió a hablar alrededor de los seis o siete años, y a los trece o catorce años construyó apenas su base en la práctica de cultivo. Actualmente, era incapaz de cultivar un núcleo dorado, el cual era considerado como una prueba de acceso para un discípulo formal. Por lo que permaneció como un discípulo no oficial de la secta. 

Sin embargo, era falso decir que el niño no tenía méritos. Por ejemplo: «Era obediente, diligente y no importaba cuán exigente fuera el entrenamiento, intentaba completarlo seriamente, nunca se quejó de las dificultades o el cansancio. No había ancianos en la secta a los que no les gustara». Pero tenía un vicio perjudicial en su conducta, el cual no podía ser compensado por ninguno de sus méritos combinados. 

El chico tenía una obsesión natural, le gustaba mirar a las mujeres hermosas. 

Si se encontraba con una en las calles, podía seguir detrás de ella como si estuviera en un trance demoníaco, sin reaccionar a nadie que intentará hablarle. Cuando era joven, las personas le prestaban menos atención a su comportamiento inapropiado hacia las mujeres. Mientras las hermosas damas no se lo tomaban en serio y se reían de él por su conducta un poco extraña. Como consecuencia de estas acciones, su comportamiento empeoró y posteriormente también fue atraído por hombres hermosos. 

Si hubiera sido hace dieciséis años cuando Gong Wei vivía y era el jefe del «Departamento de Disciplina de la Alianza Inmortal», habría reprendió a Xiang Xiaoyuan desde el principio y lo habría tirado a los campos de entrenamiento para que reflexionara y corrigiera su camino. Si se atreviera a reincidir sería enviado al tribunal disciplinario para recibir el «intenso amor» del arrepentimiento de Gong Wei. 

Pero sorprendentemente, las personas alrededor de Xiang Xiaoyuan no le llamaban la atención ni lo castigaban estrictamente. Incluso cuando una vez bajo la montaña, siguiendo a un grupo de discípulos que se especializaban en la práctica médica a sus labores clínicas. Los estuvo siguiendo por unos 32 km antes de darse cuenta que se había perdido en el camino. Durante medio mes los discípulos se ocuparon de él con buenas comidas y bebidas, antes de enviarlo de mala gana a casa con una gran bolsa llena de elixires. 

La vida de Xiang Xiaoyuan había sido encantadora, navegando tranquilamente y sin ningún contratiempo. Fue hasta los dieciséis años que creció excesivamente mimado por todos. Hace medio año, descendió de la montaña con un discípulo mayor para comprar algunas cosas, y fue entonces, que conoció a la Señora de la familia Yuchi, quien estaba de viaje. 

Su Shixiong sólo apartó su vista por un momento cuando Xiang Xiaoyuan abordó el carruaje de caballos de la familia Yuchi. Por este comportamiento inapropiado, no sería extraño que lo arrastraran por las calles para darle una fuerte paliza. No obstante, la Señora Yuchi se sorprendió por su encuentro, y por consiguiente, su reacción fue demasiado sobresaltada. Al final, su desagrado se convirtió en una agradable sorpresa, sus ojos resplandecieron y le hizo señas a Xiang Xiaoyuan para que se sentará junto a ella. Estiró su brazo para acariciar su cabello y exclamó:

—Los rumores no mienten, en realidad eres muy, muy, muy guapo. 

La siguiente frase fue:

—Tengo un hijo llamado Yuchi Xiao. Tiene 20 años y sin embargo es soltero. ¿Estás dispuesto a convertirte en su compañero de vida? 

Yuchi Xiao era el legítimo heredero de la «Secta de la Espada». No sólo tenía una inmaculada reputación en la sociedad, también era el líder de la próxima generación de Xuanmen.[9] 

Con el intelecto de Xiang Xiaoyuan, era probablemente inconsciente de lo que significaba formar una pareja para toda la vida. Pero para todos los demás, significaba un ascenso social para él. Si no fuera por las circunstancias sociales las cuales rodeaban los asuntos internos de la «Secta de la Espada», probablemente está unión no sucedería. Los ancianos de la secta inmediatamente estuvieron de acuerdo con la propuesta de la Señora Yuchi, y enviaron sus cuatro caracteres de nacimiento como un símbolo para sellar el trato. 

Para cuando el matrimonio estaba a punto de ser concluido, se encontró con la violenta objeción de un hombre. 

¿Quién sería? Nada menos que el mismísimo Yuchi Xiao. 

—Ya tengo a alguien en mi corazón y por lo tanto no puedo cumplir con los deseos de mis padres. Por favor, perdóname. También soy consciente de que el Joven Maestro Xiao tiene la sangre de los demonios Mei, y su comportamiento y conducta son inusuales. Soy incapaz de continuar mi camino junto a un ser no humano. ¡Humildemente solicito una vez más su perdón! 

Las palabras de Yuchi Xiao fueron demasiado rápidas y cortantes, incluso su propia madre fue incapaz de detenerlo a tiempo, antes de que las palabras «Demonio Mei» se filtraran y provocarán que Xiao Xiaoyuan se quedará completamente atónito. 

Los demonios Mei eran la clase más baja de demonios. Poseían hermosas apariencias pero carecían de inteligencia. Además de encantar los corazones de los hombres no tenían en absoluto habilidades demoníacas devastadoras y eran casi indistinguibles de un ser humano normal. 

Las leyes de la «Alianza Inmortal» eran estrictas, y establecían que al ver a los demonios estos deberían ser derrotados. Pero los demonios Mei eran una excepción por dos razones principales: «En primer lugar, eran capaces de complementar a los humanos e incrementar su práctica de cultivo, lo cual beneficiaba enormemente a los practicantes humanos. En segundo lugar, los demonios Mei no eran inteligentes, por lo que provocaba un desafío para ellos llevar a cabo tareas que requirieron de pensamiento, tales como confabular y dañar a los humanos». En términos sencillos, eran demasiado tontos como para que alguien se atreviera a destruirlos. 

Xiang Xiaoyuan había practicado constantemente durante varios años, sin saber que era un semi demonio Mei, lo que hizo que todos sus esfuerzos desde el principio fueran tan inútiles como transportar agua en una cesta de bambú.[10] 

Los ancianos temían que quedara devastado y le ocultaron el secreto. 

El chico regresó aturdido solo para vomitar tres litros de sangre esa noche y perder el control de sí mismo, sufriendo como consecuencia una desviación de qi. Afortunadamente, sus compañeros discípulos estaban bien preparados, tomándose turnos para vigilarlo, las veinticuatro horas del día, y lo encontraron a tiempo para salvar su vida. De lo contrario, se arriesgaba a morir de una hemorragia interna. 

Tras caer en coma por medio mes, por fin Xiang Xiaoyuan se despertó y todos se sintieron aliviados. 

Pero en realidad nadie sabía que el que había vuelto era el «Gran Jefe del Departamento de Justicia de la Alianza Inmortal, Gong Wei», quien hace dieciséis años murió bajo la espada de Xu Shuangtze. 

Había un silencio sepulcral en la habitación. Gong Wei se puso el dorso de su mano en la frente y durante mucho tiempo no pronunció ni una palabra. 

Dashixiong estaba pellizcando temerosamente la esquina de la colcha, y listo para salir corriendo y solicitar ayuda en cualquier momento que mostrará signos de entrar en otra desviación de qi

—Shidi, ¿éstas bien? 

Shidi no está bien, ¡Shidi ya está muerto y su alma ya ha cruzado el puente Naihe![11] 

—… 

Gong Wei finalmente dejó escapar un largo suspiro, miró a su Dashixiong y dijo sinceramente:

—Hermano, hay una cosa que debo decirte. Yo no… 

Shixiong miró nerviosamente a Gong Wei. 

Gong le devolvió la mirada, sin expresión. 

—…No. —Al siguiente momento Gong Wei cambió de opinión y solicitó—: quiero reunirme primero con Yuchi Xiao. 

Su Shixiong inmediatamente puso una expresión de: «sabía que aún no estabas bien», y dijo:

—¡¡¡Nunca!!! 

Gong Wei acordó—: también está bien la Señora Yuchi. 

—¡¡Eso es aún peor!! Los ancianos instruyeron que te centres en tu recuperación y no seas emocional, y está prohibido el ver a cualquier persona con el nombre Yuchi en este mundo. 

—… 

Esta vez Gong Wei estuvo en silencio por mucho más tiempo antes de volver a mirar seriamente a su Shixiong y decir:

—Entonces volvamos a ese asunto que anteriormente iba a decirte. En realidad, no soy… 

Toc, toc, toc. 

La voz nerviosa de un compañero discípulo provino de afuera de la puerta:

—¡Hermano Qian, hermano Qian! El visitante de la «Secta de la Espada» ha llegado al salón principal, y el Maestro te ha convocado, ¡para que los pongas al día de sí el estado de Shidi ha mejorado!

«La familia Yuchi de la “Secta de la Espada”, ¡qué coincidencia!». 

El hermano Qian inmediatamente presionó de vuelta a Gong Wei a la cama, temiendo que creará problemas. Después lo arropo con varias capas de colchas. 

—Shidi recuperate bien y no pienses demasiado. Los ancianos y tus hermanos y hermanas vendrán a acompañarte más tarde. No corras por ahí, ¿entendido? 

Gong Wei asintió con la cabeza obedientemente. 

—Si, lo entiendo. 

El hermano Qian nunca habría pensado que el chico delante de él era un maestro de la manipulación, hablaba el lenguaje humano para los humanos e incluso el lenguaje fantasma para los fantasmas. El hermano Qian divagó un rato más para consolarlo, repuso su agua y té antes de salir apresurado de la habitación. 

Tan pronto como se fue, Gong Wei rodó fuera de su cama, arregló su vestimenta, palmeo sus mangas y con un chirrido abrió la puerta. Antes de que pudiera salir afuera, dos adolescentes estaban de pie afuera como dos jabalinas —increíblemente rectas— afuera de la puerta, se voltearon al mismo tiempo y con la misma voz dijeron:

—¡Por qué te has levantado de la cama y deambulas por ahí, vuelve a descansar y recuperate! Shidi debe tener hambre y sed, dinos, ¿a dónde quieres ir?

¡¿Había necesidad de estar tan bien vigilado?! 

Ahora había seis ojos enfrentándose entre sí, el aire se aquietó, y los rostros de los dos adolescentes se volvieron al mismo tiempo estrafalariamente rojos. 

Gong Wei se disculpó por interrumpir, haciendo un gesto con el puño en la palma de su mano, antes de regresar a su habitación. Echo un vistazo alrededor del sitio y de pronto su atención fue atraída por una ventana bloqueada con una cadena. 

Unas cuantas respiraciones después…

La cadena de metal se rompió en varios trozos sin un ruido, confiando en su cuerpo ligero, Gong Wei atravesó ágilmente por la estrecha abertura. Con una palmada y un pisotón se desempolvó, para después colocar sus manos detrás de su espalda por costumbre. Tranquilamente y sin prisas, se fue directamente al salón principal. 

En su vida anterior, Gong Wei presidió sobre «el Tribunal Disciplinario». A fin de promover la educación en el campo del «Cultivo Inmortal», mejoró la imagen pública de la «Alianza Inmortal», mantuvo el desarrollo pacifico y justo entre las sectas principales, trabajó incansablemente hasta su muerte e hizo contribuciones extraordinarias  —algo que las sectas principales lideradas por Xu Shuantze se negaron a aceptar— el caso fue más o menos así.

Debido a su trabajo tuvo numerosos tratos con la familia Yuchi. El líder de la familia Yuchi era Yuchi Rui, el gran líder de la legendaria «Secta de la Espada», una de las tres sectas principales en el mundo pugilístico. Albergaba un poder formidable, poseía una inmensa fuerza y un extraordinario estatus, y también era el tío de Yuchi Xiao, y fue el amigo más cercano de Gong Wei en su vida anterior. 

Habían pasado tantos años, que Gong Wei no sabía si Xu Zhuantze estaba vivo o muerto. Si no estuviera muerto era muy probable que levantará su espada para una vez más asesinarlo. Pero Gong Wei no estaba demasiado asustado, porque mientras pudiera reagruparse con su viejo amigo, incluso si tuviera que abrazar desvergonzadamente sus muslos, podría ser protegido cómodamente por el «Inmortal de la Espada» Yuchi Rui. Incluso los dos podrían pensar en una forma de traer del infierno el alma de Xiang Xiaoyuan y devolverla a su cuerpo mortal. 

Gong Wei siguió el rastro del hermano Qian desde la distancia, y paseó relajadamente desde la parte trasera de la montaña hasta la parte delantera del salón. Fue capaz de vislumbrar allí a un discípulo de aspecto severo vestido con túnicas de color cian de otro clan estando de pie. Tenía una inconfundible aura de disciplina alrededor de él, como si pudiera arrestar a toda persona irrelevante que deambulara dentro de 3 metros. 

Temeroso de que pudiera ser atrapado, Gong Wei saltó al techo y cuidadosamente levantó dos tejas vidriadas para escuchar a escondidas.

—…Esta persona malvada es excepcionalmente rara y se comporta de forma muy extraña. La ciudad de Linjiang inesperadamente ya obtuvo veintiocho muertes. Soy consciente de la postura del Secta, pero a no ser  que sea una cuestión de vida o muerte, no me atreveré a subir a la montaña para molestar…

En el salón, había varios practicantes de mediana edad sentados en una fila por separado, claramente cada uno de ellos tenía el ceño fruncido. El hermano Qian, quien acababa de ser llamado allí, se retiró a un lado, inconscientemente su ceño se frunció. Parecía estar descontento con lo que se decía, pero no protestó. 

La persona que estaba hablando era un hombre de apenas veinte años. Gong Wei lo escudriño atentamente, solo para ver que este hombre guapo tenía cejas bien definidas, con forma de espada y ojos límpidos y brillantes. Sin duda era una figura imponente, pero tenía un aspecto arrogante en su entrecejo el cual era algo típico de alguien de su edad. Iba vestido con la túnica oficial de la «Secta de la Espada» con un aguila de color marrón en su espalda y un ribete dorado. En su manga izquierda, había un bordado finamente estampado de hilos dorados el cual daba vueltas en la parte superior del brazo formando seis anillos distintos. El corazón de Gong no pudo evitar exclamar.

Los seis anillos dorados tenían un impresionante significado.

Los discípulos de la «Secta de la Espada» no tenían derecho a utilizar hilos dorados al inicio. Solo cuando hubieran conseguido logros de considerable mérito y de gran impacto para la gente, podrían abrir uno de los salones ancestrales para anunciar la hazaña y ser recompensado con un anillo de hilo dorado bordado alrededor de su manga. 

Así que los estándares de los logros que fueron considerados grandes eran terriblemente altos, incluyéndose pero tampoco limitándose a: «Resistir desastres naturales, prevenir guerras, matando demonios y fantasmas de alto nivel, hallar e informar de inmediato a la “Alianza Inmortal” sobre rastros de grandes demonios etc.».

Vale la pena señalar que los estándares podrían ser subjetivos a veces. Cuando el «Inmortal de la Espada» Yuchi Rui era joven viajó mucho y por casualidad salvó al pequeño emperador quien visitó en secreto un burdel y no podía pagar la cuenta porque no tenía suficiente dinero. Y en consecuencia casi fue atrapado y obligado a lavar los platos. Esta hazaña se anunció por todas partes y a Yuchi Rui se le permitió usar un anillo dorado bordado en su manga.

Por supuesto, no todos los días aparecía un emperador en un burdel necesitando ayuda, por lo que en circunstancias normales, los anillos dorados no eran fáciles de obtener. Un discípulo de la espada con un anillo dorado era considerado un raro talento y tener ya dos anillos era incluso más fenomenal.

El joven delante de él tenía seis. Su estatus en la familia Yuchi e incluso en toda la «Alianza Inmortal» debía ser indiscutiblemente alto. Gong Wei estaba observando a través de la rendija de las tejas, solo para oír que el hermano Qiao finalmente no pudo evitar hablar:

—Las palabras de Yuchi Xiao son sumamente justas, pero puede que no seas consciente de que mi Shidi ha estado en coma por medio mes después de perder el control y apenas despertó. Entonces, ¿cómo puede él…?

—¡Mao Zhang[12]! ¡No seas maleducado! —lo reprendió el anciano en el asiento principal.

El pobre hermano Qian se arrodilló al instante y ya no se atrevió a decir algo más. 

Ahora Gong Wei tenía curiosidad. ¿Qué tiene esto que ver con el pequeño demonio Mei?

—Soy profundamente consciente, pero este asunto no puede ser evitado. —Aunque lo dijo en un tono más suave el rostro del joven era demasiado resuelto— solo sé de una persona nacida en el año Yin, mes Yin, día Yin, la hora Yin y minuto Yin. Esa persona es tu Shidi, Xiang Xiaoyuan. Absolutamente no hay tiempo para encontrar otro como él. En la ciudad de Linjiang ya hay veintiocho muertos tan recientes que sus cuerpos aún están casi tibios. A estas alturas es crítico que capturemos al culpable. Te aseguro… ¿quién está escuchando?

Tan pronto como Gong Wei escuchó: «Año yin, mes yin, día yin, hora y minuto yin», su mente se dejó llevar.

Con una disposición corporal que era tan Yin, era una herramienta natural para complementar y potenciar la práctica del cultivo. No es de extrañar que la Señora Yuchi apreciara como un tesoro a Xiaoyuan — pero esto no era importante. ¡La clave era que este desafortunado niño nació hace dieciséis años, el mismo día en que él murió! 

Solo respiró un poco más profundo y fue suficiente para que el joven debajo de él lo detectara y mirara hacia arriba. Entonces, salió disparado afuera del salón gritando:

—¡Detente en donde estás!

Gong Wei reaccionó rápido como un rayo. Utilizando su qinggong para escapar, alejándose al instante casi 20 metros hacia el distante bosque de flores de durazno, solo para oír a la multitud de discípulos detrás de él.

—¿Quién está ahí? 

—¡Ah, es el hermano Xiang!

—¡Ese Yuchi Xiao está detrás de él! ¡Detenganlo!

Gong Wei desvió la mirada.

—Pffft…

En ese momento un fuerte viento vino detrás de el, Gong Wei ladeo su cabeza, una espada desenvainada le rozó la oreja y golpeó el tronco de un árbol como un rayo.

¡Boom!

El árbol se agitó y los pétalos se dispersaron por el suelo. La fuga de Gong Wei fue resueltamente obstruida. Fue forzado a darse la vuelta y bajar. 

Vio al joven de cejas como espadas.

—¡Realmente eres tú!

Gong Wei se enfrentó tranquilamente a la expresión preocupada del joven e incluso reaccionó con una sonrisa:

—¡Joven maestro Yuchi Xiao!

Había ruidos débiles de personas entrando en el bosque de flores de durazno, pero el resto de los discípulos aún no los habían alcanzado. El joven retrajo su espada con un «swoosh».

Fuu, fuu, fuu.

Retrocedió por tres grandes pasos. Entonces su línea de visión se desplazó hacia la cintura de Gong Wei, apretando los dientes forzó unas palabras.

—Joven maestro Xiang, ¿puedes devolverme la ficha?

Gong Wei trazó su línea de visión y también miró hacia abajo. 

Había un colgante de jade sangre colgando dentro de sus túnicas interiores. Al principio estaba oculto, pero se deslizó a la vista con todo el movimiento anterior. El colgante era de la mitad de la palma de su mano, y tenía un tallado extremadamente intrincado del escudo familiar distintivo de la «Secta de la Espada», el Qiling. 

Fue la misma Señora Yuchi quien ató la ficha al cuerpo de Xiaoyuan. Pero cuando el joven demonio Mei cayó en coma, la situación se volvió caótica y nadie encontró el tiempo para devolverlo. 

Gong Wei colocó las manos detrás de su espalda y levantó una ceja. 

—Joven maestro Yuchi, yo pensé que tus primeras palabras debían ser «lo siento».

Yuchi Xiao frunció el año y replicó:

—¿Qué tengo que lamentar?

—…

Eso es cierto, con respecto a las palabras sangre del demonio Mei, no ser humano e indigno — ¿cuál de todas ellas, que Yuchi Xiao dijo era incorrecta? Así que, ¿qué había para lamentar?

Gong Wei abrió su boca, había algunas palabras en la punta de su lengua, pero por un momento lo considero y luego las retracto. Usando sus dos dedos largos y esbeltos recogió el colgante de jade sangre. Y burlonamente lo colgó delante de Yuchi Xiao. 

—¿Quieres esto?

Ahora el rostro de Yuchi Xiao estaba ligeramente preocupado:

—Este Qiling de jade sangre, es el símbolo de matrimonio de la familia Yuchi, legado de nuestros ancestros. Dado que usted y yo no tenemos ninguna conexión, le ruego al Joven maestro que lo devuelva inmediatamente.

Gong Wei asintió con la cabeza y casualmente lanzó en alto el colgante sobre la palma de su otra mano. 

¡Paf!

Y por último con una sonrisa burlona le dió una evidente mirada malvada, de: «Golpéame si te atreves».

—Je, je, no lo devolveré…

Yuchi Xiao parpadeo.

—…

Miró fijamente a Xiang Xiaoyuan, sus ojos reflejaron asombro, como si presenciará a alguien poseído por un espíritu malvado, justo delante de él.

De inmediato Gong Wei se aclaró su garganta y rápidamente echó un vistazo a través de los recuerdos de este cuerpo buscando por una reacción adecuada para poder fingir. Al instante cambió su expresión por una de agravio e incluso rompió a llorar.

Buaaa, Buaaa, no lo devolveré…

El aire se volvió tan tranquilo que Yuchi Xiao estaba a punto de asfixiarse y morir.

En ese momento el sonido de pisadas se acercaron detrás de él, justo ahora los ancianos que estaban en el salón principal finalmente se acercaron rápidamente con un grupo de discípulos. El cultivador de mediana edad el cual lideraba al grupo estaba a punto de separar a los dos, pero de repente sus ojos se movieron a través de ellos y vislumbraron a alguien en la distancia. Inmediatamente mostró un rostro solemne y se arrodilló. 

—¡Lord Xu![13]

La multitud de discípulos se apresuró a seguir su ejemplo. Yuchi Xiao miró detrás de Xiaoyuan, inmediatamente su expresión cambió, y con una rodilla en el suelo presionó su espada al otro lado. 

—¡Saludo humildemente a Lord Xu!

Las pupilas de Gong Wei se dilataron lentamente.

Mientras la persona detrás de él se aproximaba paso a paso, hubo un dolor inesperado emergiendo desde el lado izquierdo de su pecho que le desgarraba el alma. Era como si una vez más la misma hoja fría y helada le hubiera atravesado el corazón, sintiendo que la sangre y carne se desgarraba fuera de su pecho. 

«Bu Nai He».

Nadie alrededor se dio cuenta que las túnicas interiores de Gong Wei se agitaban ligeramente. Presionó con fuerza sobre su pecho, clavando en su carne las puntas de sus dedos, los tendones se ondularon hasta que se volvieron blancos, antes de tropezar en el suelo y aterrizar de rodillas. 

La fría voz resonó de nuevo por encima de su cabeza. 

—¿Qué es todo este escándalo?

※Notas de traducción:

[1]Jefeaquí el Raw original dice «大院长» que «大 – dà» significa: mayor, grande, también podría referirse al padre o a un hermano mayor o menor del padre; «院长 – yuàn zhǎng » significa Presidente del Consejo/Junta/Comité, Jefe de departamento o Decano. Así que «大院长 – dà yuàn zhǎng» hace referencia al cargo de Gong Wei como el «Jefe del Departamento de la Alianza Inmortal»

[2]Lord Xu en el Raw original dice: «徐宗主» que «徐 – Xú» es el apellido de Xu Shuangtze y « 宗主 – zōng zhǔ» vendría a significar líder de un clan, soberano, o bien utilizado para referirse a una persona de prestigio y poder dentro de un territorio/dominio.

[3]Plataforma de Ascensión Inmortal: «升仙台上 – shēng xiān táishàng».

[4]Bu Nai He: «不奈何 / bù nài hé», literalmente traducido como sin salida /sin retorno

[5]Shidi: «师弟 – shī dì» se refiere a un discípulo menor/junior.

[6]Dashixiong: «大师兄 – dà shīxiōng», Dashixiong o Shixiong se refiere a un discípulo senior/mayor. Los discípulos compañeros también pueden ser llamados hermanos.

[7]Núcleo dorado – el núcleo dorado en un cultivador significa que ha alcanzado una etapa superior en el cultivo.

[8]Los cuatro pilares del destino esto se refiere al nacimiento de una persona, «año, mes, día y hora». Cada uno tiene dos caracteres asignados dándole un total de ocho caracteres. Es un concepto usado para adivinar el destino de una persona.

[9]Xuanmense refiere a grupos o familias taoístas colectivas.

[10]Transportar agua en una cesta de bambú: «竹篮打水 – zhú lán dǎ shuǐ», es un modismo que significa esfuerzo malgastado.

[11]Puente Naihese cree que cuando la gente muere, cruza este puente para cortar los lazos con su vida anterior.

[12]Mao Zhanges el nombre del hermano Qian.

[13] Lord Xuen el Raw original dice: «宗主大人» que « 宗主 – zōng zhǔ» vendría a significar líder de un clan, soberano, o bien utilizado para referirse a una persona de prestigio y poder dentro de un territorio/dominio; y «大人 – dà ren» usado para referirse a una persona mayor, también es utilizado como un título de respeto hacia los superiores.


Aclaración de la traducción:

El título del primer volumen lo deje como «Una Gran Belleza» ya que el título «美人艳骨» hace alarde a una persona que es hermosa hasta los huesos; por eso decidí dejarlo de esta manera, ya que al traducir la frase al Español se escucha raro, si alguien sabe chino y tiene alguna sugerencia lo agradecería bastante.

Atte.
Kuchiki Risa

Índice | Siguiente

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s