41-Prominencia Solar

¡Esa camisa era en realidad la camisa blanca que Chen Yekai le había prestado antes!❞.

Zhou Sheng—: Tú… ve a través de la «Rueda de Cuervo Dorado» y vuelve a tu propio sueño.

Yu Hao—: Realmente no voy a molestar más. ¿Qué vamos a hacer a continuación? ¿Estamos entrando en el sueño de Kaikai?

Zhou Sheng tenía una expresión hosca. 

—No responderé a ninguna de tus preguntas, y tampoco quiero hablar contigo.

Yu Hao—: No preguntaré más.

Zhou Sheng estaba furioso. Salto sobre la barandilla y se sentó. Pareciendo rebosar de disgusto igualito que un enorme mono. Yu Hao apenas se había acercado cuando resonaron los sonidos de un «ruido metálico» en una secuencia irregular. La armadura de hierro comenzó a cubrir a Zhou Sheng. Mientras se envolvía alrededor de su cuerpo, su casco cayó, y con un «clanc», su apariencia se había transformado en aquella del General con armadura de hierro.

Yu Hao solo pudo volver a las barandillas, sentándose en silencio sobre ellas también.

—General. —De repente a Yu Hao se le ocurrió algo.

—Cállate —dijo fríamente Zhou Sheng, dentro de la armadura de hierro.

Yu Hao dijo—: Es una pregunta de la realidad, no tiene nada que ver con este lugar. Se me ocurrió de repente

El General ignoró a Yu Hao. Y éste continúo:

—¿Qué estaba escrito detrás del cartel de competición? ¿Quieres llevarme a Australia?

El enorme hombre de hierro permaneció en silencio, así que Yu Hao solo pudo mirar alrededor. Las nubes surgieron, y por poquito una flotó a una corta distancia. Tan pronto como Yu Hao lo pensó, esa nube se aproximó cerca de él y un fragmento se separó para formar una nube con forma de bola de nieve.

Yu Hao—: …

—¡No molestes a mis nubes! —dijo irritado Zhou Sheng mientras se levantaba el casco.

Yu Hao no tuvo otra opción más que darle un débil empujón, y la nube flotó lentamente con discreción.

Dentro de la «Rueda del Cuervo Dorado» un radiante lustre brillaba al igual que la opalescencia de las perlas metamorfoseadas. Iluminando la armadura plateada del General, pintándolo con una sinfonía de colores y haciéndolo parecer como un ser etéreo.

Por un momento Yu Hao se quedó sin palabras. Miro a la «Rueda del Cuervo Dorado», y parecía como si esta percibiera su estado de ánimo. Las escenas que mostraba comenzaron a fluctuar irregularmente — dentro de ella habían escenas de cordilleras, ríos, edificios de gran altura y otras estructuras similares. Inconscientemente, Yu Hao bajó de la barandilla y se acercó a la «Rueda del Cuervo Dorado».

La feroz prominencia emitida por ella titileo y se dispersó en todas las direcciones, extendiendo su resplandor. La figura de Yu Hao parecía extremadamente insignificante ante la «Rueda del Cuervo Dorado». Cuando más se acercaba ésta, la sensación de opresión que sentía de este objeto colosal era más fuerte. ¿De dónde vienes? ¿Cuál es tu misión? Esta gran existencia prehistórica —que era como un sagrado tótem, el cual ocultaba innumerables secretos— estaba iluminando su alma.

Los sonidos metálicos de una armadura podían oírse mientras Zhou Sheng seguía a Yu Hao.

—¡No la atravieses! —Zhou Shen dijo de manera solemne—: O de lo contrario si te introduces en el sueño equivocado, no podría ser capaz de encontrarte.  

Yu Hao dijo—: ¿Qué es esto?

¡El anillo de luz que rodeaba a la «Rueda del Cuervo Dorado» se difumino, luego convergió  y de repente se transformó en una torre de llamas que se disparó hacia Yu Hao!

—¡No te muevas! —Zhou Sheng impidió que él reaccionara, y miró nerviosamente a la «Rueda del Cuervo Dorado». La escena era excepcionalmente bella y magnífica; ¡todas las llamas de ésta salían disparadas hacia Yu Hao como si estuvieran vivas, reuniéndose en sus manos! 

Yu Hao levantó su mano derecha y un resplandor de llamas se reunió en su palma. 

—Te está conociendo —Zhou Sheng dijo nerviosamente—: ¡También fue lo mismo cuando me estaba familiarizando con ella!

Justo cuando el fuego envolvía completamente el cuerpo de Yu Hao, este experimentó la sensación que Zho Sheng había mencionado antes, «¡Como si la Rueda del Cuervo te hablará!». Un sinfín de información inundó su mente: «Los fragmentos del mundo consciente, el poder de la “Rueda del Cuervo Dorado”, las armas y el tótem formado por la convergencia de las energías mentales…».

Con un fuerte estruendo, las llamas se desvanecieron. Un montón de información fue inyectada a la fuerza en su mente, pero cuando trato de recordarla, se sintió vacío y de hecho no podía recordarla en detalle. 

—¿Qué te dijo? —preguntó nerviosamente Zhou Sheng. 

—No lo sé —Yu Hao frunció el ceño—, siento como si supiera mucho, pero en este momento no puedo recordar nada. Como… tener… demasiadas funciones relacionadas con el mundo consciente, creo que se parece un poco… ¿a una máquina de precisión?

Zhou Sheng dijo—: Es lo mismo que yo, entonces. Está bien; naturalmente lo entenderás cuando llegue el momento. 

Vagamente Yu Hao comprendió que lo que la «Rueda del Cuervo Dorado» le había transmitido debía ser algún tipo de conocimiento y recuerdos relacionados a las reglas que rigen el mundo consciente. Era como la lingüística; si le pedían que lo recordará inmediatamente, no sería capaz de recordar mucho, pero cuando llegara el momento en que tuviera que hablar de ello, lo soltaría todo de forma natural. 

—Por ejemplo… cómo puedo usar mi habilidad para activarlo. 

Yu Hao levantó su mano y señaló a la «Rueda del Cuervo Dorado»: en un instante, las llamas se convirtieron en un misil similar a un meteorito que se disparó hacia el centro de la «Rueda del Cuervo Dorado» en forma de anillo. Esta acción parecía haber activado un cierto mecanismo; la pantalla que circulaba en medio de ésta emitía un fuerte ruido y un rayo de luz plateada comenzó a difundirse a través de toda la rueda.

Junto con este cambio una nueva escena surgió en la pantalla, Yu Hao se quedó aturdido.

—Sí, esto significa que alguien está soñando contigo —dijo Zhou Sheng.

Ambos miraron hacia la gran pantalla circular en el centro de la «Rueda del Cuervo Dorado».

En la pantalla apareció una escena de alguien conduciendo; fue en la perspectiva de un conductor, y el coche estaba circulando a lo largo de una autopista. Había una botella de perfume en la parte delantera — ¡Era el coche de Chen Yekai, y era el BMW en el que Lin Xun y Liang Jinmin estaban cuando llegaron a tener el accidente automovilístico!

—La primera persona que sueña contigo es él. —Zhou Sheng miró a Yu Hao. 

—¿Solo se mostrará una escena en la Rueda del Cuervo Dorado cuando alguien sueñe contigo? —preguntó Yu Hao.

—Teóricamente hablando, sí. —Zhou Sheng dijo—: Pero no tengo claro los principios exactos detrás de ello.

Basado en este punto, en su mente surgieron imágenes inferenciales. El día en que fue a quemar carbón, cuando Zhou Sheng se quedó dormido, debió haber visto a Yu Hao caminar de un lado a otro en la Gran Muralla a través de la «Rueda del Cuervo Dorado», así que cruzo a través de ella y agarro su mano.

Pero cuando estaba entrando en el sueño de Shi Ni, Zhou Sheng había visto un monstruo marino que en su lugar le había mostrado los colmillos y le blandió sus garras. 

—Ya veo. —Yu Hao dijo—: Así que ahora podemos entrar en el sueño de Chen Laoshi.

Zhou Sheng dijo—: Así es, ¿quieres intentar entrar? Por ahora parece que no ha soñado conmigo, pero definitivamente ha soñado contigo, por lo que solo tú puedes introducirme.

Yu Hao preguntó—: ¿Cuál es nuestro objetivo?

Zho Sheng dijo—: Para llamarlo de vuelta, si es posible.

Inmediatamente después, otra escena apareció en la «Rueda del Cuervo Dorado»; el cielo estaba nublado y se podían oír los estallidos resonantes de los truenos — parecía como un mundo oscuro y apocalíptico. Dentro del denso bosque, en ese momento, un gran incendio estaba ardiendo con intensidad. 

 Zhou Sheng—: …

Yu Hao—: …

Zhou Sheng—: Parece que la situación es peor de lo que esperaba, todo está ardiendo.

Yu Hao—: ¿Que representan las llamas? 

Zhou Sheng—: ¿Sufrimiento? Simplemente estoy adivinando… ¿Entramos y echamos un vistazo? ¿Crees que tendrás un halo protector en su sueño? 

Yu Hao—: No lo sé. ¿Apareceré en su refugio seguro?

Zhou Sheng—: Es posible. En su sueño, originalmente tú eras un NPC. Ahora que estás entrando personalmente, reemplazarás al NPC y sustituirás su posición original. Esperemos que sea un refugio seguro; tendré que agradecerte por eso.

Con un sonido silbante la armadura de Zhou Sheng retrocedió como la de un transformer.  Extendió su brazo y sujetó la mano de Yu Hao, quien estaba extremadamente nervioso. Estiró su mano para probar el portal, y acababa de tocarlo con su dedo cuando la luz de la pantalla comenzó a ondularse. 

Sin más explicación, Zhou Sheng presionó sobre el hombro de Yu Hao con su otra mano antes de precipitarse directamente.

—¡Ah…!

Esta no era la primera vez que Yu hao entraba en un sueño que no pertenecía a Zhou Sheng, pero todo el proceso de entrar era tan distinto, y al instante soltó un enorme grito. Sin embargo, el agarre de su mano se aflojó, ¡y Zhou Sheng desapareció!

Yu Hao se apresuró a dar unos pasos, solo para sentir cómo el mundo estaba siendo invertido. Inconscientemente se dio la vuelta y gritó:

—¡Zhou Sheng!

Al momento siguiente, azotó un tempestuoso vendaval y Yu Hao se agarró instintivamente a cualquier cosa cercana que pudiera sujetarse, y acabó abrazándose a una cuerda. Su cuerpo —que estaba a decenas de miles de metros por encima del suelo— colgaba de la cuerda y terminó dando una enorme vuelta en el aire. El humo ascendió enroscándose alrededor de él. Yu Hao intentó desplegar sus alas, ¡pero sus alas no aparecieron! Casi había perdido toda su fuerza, por lo que solo podía sostenerse firmemente sobre la gruesa cuerda delante de él, mientras estaba sacudiéndose en el aire. 

—¡General…! —grito Yu Hao, pero no recibió ninguna respuesta en el huracán. Finalmente consiguió ver la escena delante de él — ¡el lugar en el que se encontraba era un puente colgante que estaba flotando en el aire!

El puente colgante del Monte Tianqing…

Ambos extremos del puente colgante conducían a una niebla inmensamente densa; los estruendosos sonidos de los truenos sonaron a su alrededor, y un rayo atravesó la cima de la montaña e incendió un fuego feroz. Yu Hao comenzó a toser severamente dentro del humo. Trató de encontrar un punto de apoyo en el puente colgante, pero este comenzó a girar 360 grados en el aire al igual que un columpio dando vueltas en círculo. 

Yu Hao—: ¡Es esto una maldita cuerda para saltar aaaah…!

Tanto el cielo como la tierra no accedieron a sus súplicas[1], y no sabía tampoco a donde había ido Zhou Sheng. ¿Podría haber sido teletransportado lejos en el momento en que atravesaron la Rueda del Cuervo Dorado? Yu Hao estaba a punto de vomitar por haber estado dando vueltas y vueltas, pero no podía vomitar en un paisaje onírico. Necesitaba abandonar este lugar inmediatamente, por lo que al instante se agarró a ambos lados del puente colgante y comenzó a correr hacia adelante como un loco durante un balanceo de este. 

¿Miedo a las alturas? ¡Eso no existe! En una situación de vida o muerte, Yu Hao ya no tenía miedo de este puente colgante. Con el impulso extra de la fuerza centrífuga, aceleró todo el camino hasta el final del puente mientras gritaba. 

El humo se dispersó por completo. ¡Al final del puente colgante había un pilar de piedra desnudo sin ningún punto de apoyo a la vista!

Yu Hao—: …

Inconscientemente, Yu Hao se dio la vuelta repentinamente y luego corrió hacia el otro extremo del puente suspendido. La cabeza le daba vueltas, y después de atravesar una nube de humo, frente a él apareció una solitaria y desnuda montaña. Parecía como si antes hubiera existido un edificio en ruinas en la cima de la solitaria montaña. Pero un rayo ya lo había fragmentado en pedazos.

Una montaña solitaria y un pilar de piedra permanecieron solo allí, aislados en la inhóspita soledad en medio de un abismo sin fondo. ¡En la mitad del cual, había un puente colgante que era lo suficientemente ancho como para que una persona caminara, y que estaba girando como una cuerda para saltar!

Yu Hao estaba estupefacto. 

Gritó—: ¡Chen Laoshi! ¡¿Estás tratando de matarme?! 

Un rayo descendió del cielo golpeando repentinamente en la distancia a la solitaria montaña; la montaña comenzó a derrumbarse junto con las ruinas en ella. Yu Hao soltó otro fuerte grito, no había ningún otro sitio al que pudiera escapar. Se dio la vuelta y corrió hacia el pilar de piedra intacto. 

El pilar de piedra que estaba sosteniendo el puente colgante a la vez a cientos de metros de altura, comenzó a desintegrarse dentro de los vendavales violentos, y el puente colgante comenzó a colapsar a un ritmo muy violento. Como un loco, Yu Hao corrió sobre la madera rota, con su mente completamente en blanco. El desplome del puente colgante estaba acelerándose y ya se había extendido a los pies de Yu Hao. Éste sospechaba que casi había creado un nuevo récord de velocidad; ¡Probablemente ahora podría competir con Zhou Sheng!

Al momento siguiente, ocurrió otro acontecimiento inesperado. ¡Un camino de montaña apareció al lado del pilar de piedra!

¡Eso es genial! Yu Hao salto hacia delante durante el último tramo de 10 metros antes de que se desplomará completamente el puente, y piso sobre un tablón medio roto en el aire. 

Un paso, dos pasos, tres pasos… Yu Hao atrapó con éxito la cuerda que estaba cayendo. Detrás de él sonó un fuerte rugido, y todo el puente colgante cayó al abismo sin fondo. Yu Hao se agarró sobre la cuerda y respiro con dificultad, con sus ojos inundados de terror mientras estaba al borde del precipicio.

En el corazón de Chen Yekai, la posición original en la que debía haber estado, era exactamente dónde se situaría cuando entrará a reemplazar al NPC. 

¡Es decir, en el corazón de Chen Yekai, siempre había estado en el puente colgante del Monte Tianqing! ¿Qué clase de broma era esta?¿Por qué después de correr de un lado a otro, la escena sufrió este tipo de cambio y apareció este pasaje? Yu Hao todavía seguía en un estado de pánico mientras escalaba por el acantilado. Delante de él estaba un camino que descendía por las montañas. De repente, recordó que Chen Yekai le había dicho aquel día después de que atravesarán el puente colgante.

¿Camina de un lado a otro nuevamente? 

¿Eso está relacionado con eso? Yu Hao disminuyó la velocidad, y luego grito en el camino de la montaña: 

—¡General!

Inmediatamente después de cruzar el portal de la «Rueda del Cuervo Dorado», Zhou Sheng desapareció.  Esta era la primera vez que se encontraba en semejante situación; ¿Qué debería hacer? Zhou Sheng tiene el poder de salir a voluntad de los sueños de las otras personas. Mientras dijera «buenas noches» se despertaría en la realidad. Esta vez, Yu Hao no podría escapar. 

Sin embargo, mientras prestara atención a su seguridad y esperara que Chen Yekai se despertara de forma natural, también serían expulsados de su paisaje onírico. Poco a poco Yu Hao se calmó y se dirigió al otro borde del acantilado para mirar hacia abajo. 

Todo lo que pudo ver fue una densa masa de bosques debajo de las montañas  que parecían como una selva tropical. Una parte de este Monte Tianqing estaba ubicada al borde de este bosque. En cuanto al otro extremo…  Había una niebla oscura que actualmente invadía sobre la cima de la montaña, mientras se arrastraba como un invasor en el mundo consciente de Chen Yekai. 

Los rayos se podían ver por todas partes en el cielo sobre la selva tropical. Dentro de la densa selva, muchos lugares ya estaban ardiendo y actualmente todo estaba quemándose. El humo negro se elevaba sobre el cielo acumulándose en nubes negras; que convergían con la niebla mas allá de las montañas, volviéndose parte de la oscuridad que estaba invadiendo este mundo. 

Yu Hao necesitaba determinar en dónde estaba el centro de este mundo consciente. De acuerdo a la dirección hacia donde se desplazaba la niebla oscura, había un círculo de cordilleras cerca de las profundidades de la selva — ahí tenía que estar situado el centro y el tótem debería estar allí. 

¿Pero dónde estaría el «yo» desterrado de Chen Yekai?

Había dos posibilidades, una: «podría ser como su “yo” del pasado, el cual había sido desterrado al final de la Gran Muralla que estaba en la frontera de su subconsciente. Pero ese era un caso extremo, es decir: “el propietario del paisaje onírico debería tener el deseo de suicidarse”».

Shi Ni, sin embargo, existía en su refugio seguro. Después de un corto periodo de consideración, Yu Hao determinó que Chen Yekai no debería estar vagando por el Monte Tianqing, por lo que decidió resueltamente descender las montañas y entrar en la selva. 

Al mismo tiempo, también necesitaba una forma de contactar a Zhou Sheng. Pero eso no era urgente. Cuando Chen Yekai se despertara y fueran expulsados de vuelta a la realidad, aún tendrían la oportunidad de comunicarse. Zhou Sheng estaba familiarizado con las reglas del mundo consciente; su conocimiento superaba por mucho al de Yu Hao; y sobre todo no era alguien del que Chen Yekai se preocupara, así que por ahora no debería estar en demasiado peligro.  

La orientación del camino de montaña era bastante extraño, sus pasarelas serpenteaban y se curvaban como un laberinto, que en realidad era totalmente diferente del Monte Tianqing. Su salida estaba envuelta en una gruesa capa de humo. 

Yu Hao miró alrededor de él, y trató de convocar su arma. Consiguió convocar su tenedor de lavandería, pero no tenía magia. Por lo tanto, solo podía guardarlo y quitarse la camisa para cubrirse la nariz y la boca antes de precipitarse.

¡Esa camisa era en realidad la camisa blanca que Chen Yekai le había prestado antes!

—Es… esta camisa… —Yu Hao se quitó la camisa y se quedó con el pecho desnudo. En ese momento, comenzó a examinar su ropa; su blanca parte superior del cuerpo estaba desnuda y estaba usando un par de pantalones de traje negro, así como zapatos de cuero negro que venían de algún lado. La primera impresión que Yu Hao tuvo de sí mismo fue… 

¡¿Por qué parezco un prostituto[2]?! Lo que sea, ¡me apresuraré primero! 

Yu Hao se cubrió el rostro con su camisa, observando el momento en que el viento cambiara de dirección, hizo una pequeña carrera y luego se apresuró hacia la salida del paso de montaña que estaba en llamas. Un humo denso cubrió su visión y la ceniza ahogó el aire alrededor de él. En el momento en que atravesó el denso humo, ¡un rugido sonó a su lado! ¡Un animal ardiendo en llamas se abalanzó hacia él! 

Tomado por sorpresa, Yu Hao fue lanzado al suelo. Su hombro y su espalda desnuda se ensangrentaron al instante debido a su arañazo. 

Gritó de dolor, y antes de que pudiera ver con claridad con qué monstruo se había encontrado, rodó sobre el suelo y agarró su camisa para contener su respiración, después se levantó y volvió a correr para salir apresuradamente del paso de montaña. 

El animal ardiente detrás de él rugía con fuerza y se lanzó hacia él. Yu Hao se dio la vuelta,  ¡y vio que ese animal era en realidad una pantera putrefacta de aspecto feroz! Al igual que los cadáveres de los lobos en la Gran Muralla, también estaban emitiendo un vapor negro. Todo su cuerpo parecía como si estuviera cubierto de una capa de alquitrán y asfalto, ¡y estaba ardiendo! 

Notas de traducción:
[1]Tanto el cielo como la tierra no accedieron a sus súplicaseste es un proverbio; «el cual significa que no tenían un lugar al que acudir por ayuda, en el idioma original “gritaban por ayuda, pero resultó ser ineficaz ya que nadie les respondió”, esto proviene de una historia escrita por Sun Li ⟪孙犁⟫  en 1950 llamada:《风云初记》. Describe la vida y los pensamientos de todas las clases de la llanura de Jizhong en la primera etapa de la guerra contra Japón. Es una excelente obra que refleja el tema de la vida rural y la guerra».
[2]Prostitutoen el Raw original dice «鸭子/yā zi» que vendria siendo “pato” es un slang utilizado para los prostitutos masculinos que prestan sus servicios tanto a mujeres como a hombres homosexuales.

Anterior | Índice | Siguiente

Un comentario sobre “41-Prominencia Solar

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s