«Capítulo 5»

«En primer lugar, yo soy el patrocinador, entonces si le doy dinero es para que lo gaste». 

Al siguiente día, Xu Niang se levantó temprano para acompañar a Li Fang para que se sometiera a la diálisis[1]. Actualmente las camas del hospital estaban muy limitadas, así que el doctor vino y habló con él para que se mudara, ya que no podía continuar ocupando una cama. 

Al mediodía, cuando Xu Niang bajó a comprar el almuerzo, comprobó el saldo de su tarjeta en un cajero automático que encontró cerca. Casi se sintió en las nubes cuando vio los cinco ceros detrás del uno. 

Retiró algo de dinero y fue a hacer el depósito para aquella casa que había visto y le había gustado. Ni siquiera cenaron, simplemente empacaron y se mudaron de inmediato.

En medio de la celebración de una reunión, Chen Di sintió que su teléfono —el cuál estaba en su bolsillo— vibraba haciéndole saber que tenía un mensaje. Lo sacó, y cuando miró la pantalla, sus ojos se movieron nerviosamente.

Por lo general, Cheng Chen no participaba en las reuniones y simplemente se limitaba a escuchar los resultados. Los gerentes se reunían en torno al escritorio de su oficina, entregando sus reportes. Entonces si consideraba que no había ningún problema, firmaba los documentos.

Justo cuando casi había terminado de firmar todos los documentos, Chen Di entró, sacó su teléfono y le hizo señas para que lo mirara.

Con su rostro gélido, Cheng Chen terminó de mirar el contenido de la pantalla del teléfono. Resopló, y con la pluma que estaba sosteniendo, cogió y repasó la pila de archivos. 

Cheng Di estaba observando sus expresiones y al tanteo preguntó:

—¿Quieres que vaya y hablé con él?

—¿Hablar de qué? ¿Hablar una mierda? —Cheng Chen dijo furioso—: En primer lugar, yo soy el patrocinador, entonces si le doy dinero es para que lo gaste. 

Chen Di—: …

Por un rato, Cheng Chen se contuvo, pero al final no pudo. 

—Joder, en realidad no es nada educado, ¿o si?

Chen Di reflexiono en silencio, «¿qué pensaba? ¿Qué era esto, una novela web chick lit[2] de Jin Jiang? ¿Del tipo en dónde la protagonista es fiel y te ama con todo su corazón, por lo que cuando ella y tú tienen una relación de sugar daddy y sugar baby, ella dejaría en claro que no va detrás de tu dinero sino de tu corazón y que solo usa un poco de dinero?».

Cheng Chen lo pensó, y encontró que simplemente no podía dejar pasar esto. Le preguntó a Chen Di:

—¿Cuándo está prevista la próxima reunión con el joven maestro Qin? 

Chen Di hojeó rápidamente la agenda. 

—En dos semanas hay una cita para jugar golf.

Cheng Chen preguntó—: ¿Qué otros eventos están programados?

Chen Di continuó hojeando. 

—En dos días hay una cena, aunque es con sus amigos de siempre, Presidente Cheng. Para este tipo de evento, no es necesario traer…

Ni siquiera había terminado de hablar cuando Cheng Chen dijo furioso:

—Llámalo. Cobrar sin trabajar, ¡cómo podría existir algo tan bueno!

Chen Di—: …

Xu Nian le explicó a Li Fang que el dinero era de una beca que había organizado la escuela.

En realidad, esto no estaba tan mal. Después de todo, era un estudiante de primer año en la universidad «B», y Cheng Chen aún tenía su identificación de estudiante. Él simplemente consideraba al contrario como un Jefe que lo patrocinaba.

Aunque Li Fang tenía algunas dudas, en realidad pensaba que su hijo había sido inteligente y responsable desde joven, y el hecho de que ahora ella era una paciente enferma, tener dinero era un regalo divino y algo bueno para ambos. Si ella se pusiera exigente sobre la procedencia del dinero, entonces eso sería demasiado falso e hipócrita.

Xu Nian compró algunos comestibles y cocinó un festín. Debido a los problemas de su hígado, Li Fang no podía comer algunos platillos, pero simplemente mirarlos la hacía feliz. Los dos terminaron felizmente la comida, y después de que Xu Nian consiguiera que Li Fang se pusiera cómoda, fue a lavar los platos.

Justo cuando los estaba lavando, recibió una llamada de Chen Di.

Xu Nian se secó apresuradamente las manos y contestó. 

—¿Secretario Chen?

Para ser sinceros, a Chen Di le gustaba Xu Nian, ya que no era irracional y maleducado, y era un «segundo maestro[3]» con buenos modales y temperamento. Por lo tanto, cuando le hablaba su tono era muy amable.

—Pasado mañana, el Jefe Cheng tiene una cena por la noche, a la hora indicada después de clases, pasaré a buscarte.

Xu Nian dijo—: Espera un momento. —Mientras hojeaba su horario de clases dibujó una estrella debajo de las dos clases de pasado mañana—. ¿Necesito usar ropa nueva? 

Xu Nian hizo un «oh» y respondió:

—Use el dinero del Jefe para comprar una casa.

Chen Di —: …

¡El Jefe no dijo nada incorrecto! ¡En realidad no es ni un poco educado con el dinero!

◈Notas de traducción:
[1]Diálisisproceso de eliminación de excesos, solitos y toxinas de la sangre en personas cuyos riñones ya no pueden llevar a cabo sus funciones naturales. También se le llama «terapia de sustitución renal».
[2]Chick lites un slang para un género de la literatura dirigido a lectoras, que trata temas modernos de la vida de las mujeres. Muchas veces la forma en la que están escritas es bastante mala… los libros suelen comercializarse con imágenes semi retro con chaquetas rosas, zapatos de tacones altos y copas de martini. 
[3]Segundo maestroaquí el término se refiere a que ya que está con el «Maestro/Jefe» entonces esto lo convierte en la «Señora/Jefa» de la casa (aunque el término «segundo maestro» es usado tanto para hombres como para mujeres). 

Anterior | Índice | Siguiente

Un comentario sobre “«Capítulo 5»

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s